Avanzan dos obras clave para aliviar el tránsito que viene desde las Altas Cumbres

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 15/09/2022

Dos obras consideradas clave por el Gobierno provincial en materia de tránsito vehicular sobre el ejido de Malagueño se habilitarán a principios de la próxima temporada de verano.

Se trata, en primer lugar, de la construcción de una autovía sobre la actual ruta C45 para unir la autopista Córdoba-Carlos Paz con la nueva bajada de las altas cumbres por Las Jarillas.

Y como complemento, la concesionaria de la Red de Accesos a Córdoba (RAC), Caminos de las Sierras está ejecutando la obra para readecuar el puente distribuidor sobre la autopista Córdoba-Villa Carlos Paz.

En ese sector, en los últimos años se conjugaron diversos factores que llevaron a que el tránsito vehicular crezca de manera abrupta y desordenada.

A los costados de la C45, que conecta la autopista Justiniano Allende Posse con Alta Gracia, se levantaron barrios cerrados que provocaron un crecimiento demográfico inusitado para una ciudad como Malagueño, con uno de los ejidos municipales más grandes de la provincia.

Los countries están ubicados a la vera de la actual ruta y el ingreso desde la mano contraria a estos se torna una acción peligrosa para los automovilistas que la transitan.

Los siniestros viales se transformaron en una constante, sobre todo los fines de semana.

Y a esto hay que agregarle que en 2019 se inauguró la nueva bajada de las altas cumbres que conecta la C45 con Las Jarillas.

Y los fines de semana, una gran cantidad de automovilistas eligen esta vía de conexión que evita el ingreso a Villa Carlos Paz para seguir hacia el Camino de las altas Cumbres.

El ministro de Obras Públicas, Ricardo Sosa, le dijo a La Voz que la idea del Gobierno es terminar ambas obras antes del inicio de la temporada de verano.

“La obra de la autovía tiene un 65 por ciento de avance, está compuesta por dos carriles de cada lado y tiene tres retornos”, expresó el funcionario que apuntó que estará totalmente iluminada, contará con cuatro pasarelas peatonales y 10 garitas para los pasajeros del transporte.

“La inversión es de 2.194 millones de pesos”, detalló el ministro que agregó: “Tiene tres kilómetros de colectora, paralela a la autovía, para comunicar a los barrios que están sobre el este y luego, 1,3 kilómetros de colectora de ambos lados desde la CONAE hasta el puente que deriva a la bajada de las altas Cumbres”.

Datos técnicosLa autovía sobre Ruta C45 (entre las rutas Nacional 20/38 Autopista Córdoba-Carlos Paz y Provincial 34 Bajada de las altas Cumbres) está en un 65 de ejecución.

Los trabajos se extienden en una longitud de nueve kilómetros y están a cargo de Vialidad Provincial.

El proyecto contempla la construcción de una calzada de dos carriles por sentido y la ejecución de tres retornos a nivel para realizar las maniobras de ingreso y egreso de manera segura.

Asimismo, se pavimentarán 3,5 kilómetros de colectoras de ingreso a las urbanizaciones, más otros 1, 3 kilómetros en inmediaciones de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

Los retornos estarán ubicados en la estación de servicio al inicio del tramo, a la altura de la escuela existente, y en el ingreso a Conae.

Por otro lado, la obra de readecuación del distribuidor de tránsito en la autopista Córdoba-Carlos Paz y ruta C45 está en un 50 por ciento de ejecución, a cargo de Caminos de las Sierras con una inversión es de 627.544.303 pesos.

El ministro Sosa explicó que se construyó un puente que pasa por debajo del actual puente de la autopista.

“Y una colectora de un kilómetro que une dos rotondas, una de cada lado del puente, pasa por debajo del puente y evita los accidentes que se estaban dando sobre todos los fines de semana”, remarcó.

En este caso, el nuevo puente tiene 25 metros de largo y servirá para dar paso inferior a la nueva colectora sur de la autopista Córdoba-Carlos Paz.

La obra se financia enteramente con fondos provenientes de los ingresos por el cobro de peaje de la empresa Caminos de las Sierras.

“El distribuidor de tránsito ubicado actualmente en ese cruce de rutas fue construido en la década de 1970 y presenta numerosos problemas de capacidad y seguridad vial como consecuencia del crecimiento del volumen de tránsito en la zona, el desarrollo de numerosas urbanizaciones sobre la ruta C45 y la colectora de la autopista, más la habilitación del nuevo tramo de la ruta provincial 34 que une Córdoba con Traslasierra”, explicitaron desde el Gobierno provincial.

Atender a problemáticas del tránsitoEn los últimos años, casi todos los fines de semana se reportaban siniestros viales en esta zona provocados por la intensidad que adquirió el tránsito vehicular tanto por el crecimiento demográfico como por las nuevas obras que conectaron con el Camino de las altas Cumbres.

El ministro Sosa afirmó que con estas dos obras se va a resolver “el problema de los atascamientos que se provocan en la C45?.

“Son dos obras que hacen a una unidad que va desde la autovía Córdoba-Carlos Paz hasta la conexión con la bajada de las altas Cumbres”, indicó el funcionario.

“Hay personas que en lugar de pasar por Carlos Paz, que tiene 36 semáforos, van por las Jarillas”, apuntó.

“Era una obra necesaria porque se une a los valles turísticos.

El turismo que viene Córdoba pasa de un valle al otro y se mueve y si no se hacen este tipo de obras el tránsito se vuelve caótico”, acotó Sosa.