Bajó el nivel del río Iguazú y ya tiene fecha la reapertura de la Garganta del Diablo

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 06/06/2022

POSADAS.

— La Administración de Parques Nacionales informó hoy que se están realizando los trabajos de puesta a punto para reabrir el paseo de la garganta del diablo en las Cataratas del Iguazú, tras el cierre obligado por la suba del agua.

Desde el viernes de la semana pasada, la garganta del Diablo, el punto panorámico más visitado del Parque Iguazú que está a la altura del mayor de los 277 saltos, permanece cerrado por la mayor crecida del río Iguazú desde el año 2015.

El agua llegó a tapar el nivel de las pasarelas y se tomó la medida de replegar las barandas para proteger a las estructuras de un río embravecido que llegó a un caudal de 12.000 metros cúbicos por segundo, diez veces más que su flujo normal.

Continúan las demoras para renovar la visa para viajar a Estados Unidos: cuándo se normalizará“Desde el Parque Nacional estiman que el próximo miércoles estaría habilitado el mirador principal de este sector, en tanto el resto de los servicios turísticos del área protegida continúan funcionando con normalidad”, destacó APN en un comunicado.

“A partir del descenso paulatino que se observa actualmente en el caudal del río Iguazú superior, continuaron en el Parque Nacional Iguazú los trabajos de reparación de las pasarelas del Circuito garganta del diablo para su para su próxima reapertura”, indicaron desde APN.

En las fotos que se divulgaron ya se puede observar a personal de mantenimiento trabajando en la limpieza del balcón de la garganta del Diablo, con las barandas nuevamente desplegadas.

Estas tareas las realiza el personal técnico de la empresa concesionaria IASA (Iguazú Argentina SA) junto a miembros del cuerpo de guardaparques.

El viernes, en diálogo con LA NACION, Atilio Guzmán el intendente del Parque Iguazú explicó que el río ya hacia las primeras horas de la tarde había empezado a bajar su nivel.

CrecidasEl río Iguazú tiene la particularidad de tener seis represas cauce arriba en territorio brasileño.

Las intensas lluvias en toda la cuenca, que llega hasta la ciudad de Curitiba (capital del estado de Paraná) obligaron a Copel (Companhia Paranaense de Energía) la operadora de las represas a abrir las compuertas ya que los embalses se encontraban a tope.

View this post on Instagram A post shared by Parques Nacionales (@parquesnacionalesar)En este caso, la crecida del río Iguazú alcanzó los 12.000 metros cúbicos por segundo.

Pero según fuentes de la APN, en la crecida del año 2015 las aguas subieron mucho más y terminaron arrasando con las barandas y algunos tramos de pasarelas, lo que disparó este nuevo mecanismo retráctil en los caminos de acceso a la garganta del Diablo.

En aquel entonces, la crecida alcanzó los 47.000 metros por segundo.

Las Cataratas del Iguazú están protagonizando una lenta resurrección tras la pandemia, que obligó al cierre total del paseo que venía de batir récords sucesivos de afluencia en los años 2018 y 2019.

El último año prepandemia había alcanzado la cifra máxima de 1.566.000 visitantes, apuntalada por el turismo extranjero, el dólar alto y la explosión de vuelos low cost y frecuencias con media docena de ciudades, además de Buenos Aires.

Ahora las Cataratas siguen su lenta reactivación, aunque todavía lejos de aquellos números.

“Aún estamos trabajando al 60% de lo que fue el 2019?, le dijo a LA NACION, Sergio Pérez, administrador de Aeropuertos Argentina 2000, sobre la afluencia de pasajeros.

En 2019 el aeropuerto internacional Carlos Krause de Iguazú también batió un récord de pasajeros transportados con una cifra de 1.500.000, ubicándose como la 7° aeroestación del país.

“Seguimos esta reactivación, pero todavía va a llevar un tiempo para llegar a aquellas cifras”, dijo Pérez, la semana pasada, durante el acto de homenaje a Carlos Krause, un piloto misionero que murió en una riesgosa misión en la Guerra de Malvinas hace 40 años.