Carne: "Cordero de Córdoba", una marca para promover el consumo y la inversión

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 29/04/2022

En una dieta "cárnica" en la que se consumen más de 110 kilos de carne de vacuno, cerdo y pollo por cordobés al año, otra especie busca su lugar entre estas preferencias culinarias: la carne de ovino, registrada en la provincia como "cordero cordobés", que gracias a iniciativas públicas y privadas intenta penetrar en los canales de comercialización y consumo masivo.

Como parte de esta sinergia, el jueves se realizó la primera degustación de cordero cordobés, "carne magra criada a pasto", en el Jockey Club de Córdoba, con la participación del Inta, la Universidad Nacional de Río Cuarto, productores, empresarios vinculados a la comercialización y el Ministerio de Agricultura provincial.

Además del proyecto Utuco, una iniciativa que pretende potenciar la gastronomía local a través de su vinculación con el turismo, la cultura, la educación, la empresa, la agroindustria y otros sectores, La Voz es un medio de comunicación asociado cuyo objetivo es reproducir las recetas ancestrales de las comunidades españolas, italianas y árabes en las que estuvo presente el cordero.

El objetivo es devolver a esta carne su sabor original", explicó durante el acto el chef Gabriel Reusa, del restaurante Goulu, que lanzó el proyecto Utuco.

El hecho de que el cordero también puede comerse más allá de la parrilla quedó demostrado en la degustación, donde el sorrentino, los guisos e incluso las hamburguesas dejaron paso a la carne de oveja.

"El cordero cordobés tiene unas características propias que lo hacen único.

Estos animales se crían en pastos, lo que les confiere una mayor eficiencia y les permite ofrecer a los consumidores numerosos cortes similares a los de la carne de vacuno y de cerdo", afirma Franco Micelli, ganadero de ovino de Colonia Tiroles, que se ha hecho un hueco en la comercialización de cortes de cordero envasados al vacío con la marca Cuatro Reinas.

Estrategias de crecimientoCon un consumo per cápita de unos 1,5 kilos, el cordero ya no se consume sólo en ocasiones festivas o en zonas turísticas, sino también en la cocina cotidiana: "Se calcula que en Córdoba hay más de un millón de ovejas, que producen el mismo número de corderos cada año", explica a La Voz Colombano, presidente de la Cámara Ovina de Córdoba (Capoc).

pertenecen a la organización 190 productores afiliados, repartidos desde Huanca Renanco (departamento de General Roca) hasta Gutenberg (departamento de Río Seco) y desde Cruz del Eje hasta el límite sureste de la provincia.

Según el Senasa, este año se sacrificaron 2.700 corderos en los mataderos de Cruz del Eje, Deão Funes, Traslacerra y Río Cuarto.

El mayor flujo de corderos se procesa fuera de la provincia.

"Estamos desarrollando un proyecto para aumentar el sacrificio y la comercialización, que está muy concentrada", dice Colombano, que ilustra la situación actual de las ventas: "Hace 60 años había unos 50 millones de ovejas, que valían un 10% más que el ganado vacuno; hoy hay oficialmente 17 millones de animales, aunque en realidad son más, y las ovejas valen un 20% menos que el ganado vacuno, y eso no se ve en los lineales.

Como parte de esta estrategia de crecimiento de la cadena, está prevista la construcción de una nueva fábrica, que podría ubicarse en la zona de Villa María, según un estudio de viabilidad realizado por el Inta.

Según el productor, para 2019 se ha declarado un rebaño de 28.000 ovejas en un radio de 50 kilómetros de Villa María, lo que permitiría la instalación de un matadero de categoría C (para consumo doméstico en la provincia) para el sacrificio diario de 150 animales.

Se trata de animales pequeños (varias especies) y con tránsito federal (a un mercado fuera de la provincia).

El coste de la inversión es de 360.000 dólares, sin incluir el terreno en el que se construirá la instalación.