Cordobeses: ¿adónde queremos llegar?

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 24/01/2023

Cuando asuma el próximo gobernador, Córdoba seguirá entre las provincias con mayor nivel de pobreza.

Los datos respecto de niñas y niños pobres son aún más preocupantes.

Lo que hay que hacer para que esto cambie es arduo y complejo.

Hay graves demandas sociales sobre los servicios que brinda el Estado provincial: seguridad y justicia, educación y salud.

También en el costo de los impuestos y los servicios que son de los más altos de Argentina.

¿Qué hacemos con Epec y con la Caja de Jubilaciones? ¿Cómo eliminamos ingresos brutos? son debates pendientes.

Tendremos que romper un statu quo de 25 años y volver a desafiarnos con objetivos concretos, ambiciosos, pero realizables.

¿Cuánto podemos reducir la pobreza? Con reactivación económica –un nuevo gobierno nacional más sensato en sus políticas macro– y removiendo condicionamientos impositivos y burocráticos que traban la creación de empleo formal, podemos aspirar a una reducción del 25% en cuatro años.

Hay una franja que mantiene la capacidad de volver a integrarse a la clase media, si le dan la oportunidad.

La indigencia ya es otra cosa: para reducirla a la mitad en ocho años habrá que concentrar toda la acción directa del Estado.

A nivel de seguridad los datos son falsos, porque la gente ya no denuncia.

Será necesario una convocatoria contundente para que los vecinos se involucren y denuncien en forma virtual y en tiempo real.

En prevención no necesitamos más policías, sino capacitación, innovación y tecnología.

Debemos aspirar a reducir a un tercio los robos, vía prevención.

Y que en paralelo podamos elevar en dos tercios la cantidad de casos denunciados que logran dar con el culpable (hoy menos del tres por ciento del total).

La justicia debería ponerse como objetivo aumentar en dos tercios la cantidad de sentencias con preso en cuatro años.

Y tendremos que construir o ampliar cárceles porque tendremos dos tercios más de reclusos.

Respecto a narcotráfico comprometernos a elevar un 300 por ciento la cantidad de incautaciones.

A nivel de educación pública debemos proponernos bajar por lo menos a la mitad el abandono escolar.

Duplicar los resultados de las pruebas sobre lectura y matemática en los chicos del primario.

Y duplicar la cantidad de docentes con título universitario dando clases.

Necesitamos generar una salida de oficios.

Y aumentar el porcentaje de egresados técnicos y universitarios en las carreras que más necesitamos, como las ingenierías.

La Universidad Nacional no puede seguir siendo una cápsula ajena a la realidad económica de Córdoba.

Objetivos concretos también para la Salud.

Definir con mente abierta el futuro de Apross.

Y cómo recuperamos la red de medicina privada, que tiende a desaparecer.

A nivel económico, puntualizar cuántas empresas nuevas necesitamos, cuántas con un empleado nuevo formal o más, cuántas con capacidad de exportación.

Y así con Turismo, con Agricultura, medio ambiente, etcétera.

Si ponemos en números los objetivos, será más sencillo discutir el cómo y luego medir.

Tenemos 11 meses para hacer este ejercicio.

Y dejar las medidas listas desde el primer minuto de la nueva gestión, para implementarlas.

Manos a la obra.

* Dirigente PRO Córdoba; presidente de Civilitas y secretario Fundación +CBA