Cuestionó la tradicional foto con el perro San Bernardo de Bariloche y su video se viralizó

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 30/08/2022

En el sur del país, la ciudad de san Carlos de Bariloche, ubicada en Río Negro, es uno de los atractivos turísticos por excelencia.

Dentro de una amplia gama de actividades, una persona puede disfrutar, en invierno, de la nieve que cae sobre el territorio y disfrutar, aparejado al intenso frío, una de las tradiciones del lugar como lo es el chocolate.

Con el correr del tiempo, bariloche se convirtió en el escenario donde los alumnos de los colegios van de viaje de egresados.

Entre el itinerario repleto de excursiones y salidas nocturnas también se encuentra una parada en el recorrido para sacarse una foto con el famoso perro san bernardo -el cual está lookeado con un barril en su cuello-, que se encuentra en el centro de la ciudad y acapara la mirada de todas las personas que pasen por la zona.

La inesperada reacción de una niña al conseguir la figurita de Lionel Messi para el álbum del MundialAcostado en un banco, los turistas le pagan al dueño del animal para que les saque la foto o, también, para tomarla ellos mismos.

En un hecho acorde a las épocas de las redes sociales, un usuario de TikTok, de nombre Cristian, viajó junto a su familia a bariloche y al llegar expresó su disconformidad ante el asombro de los presentes.

“Hace cero grados, está lloviznando y el perro está ahí, atado.

No puedo entender cómo cotizan con un perro y la gente alimenta esto”, manifestó el usuario en la filmación que llegó a las 2 millones de visualizaciones y bajó un mensaje para que “no se esclavicen más animales”.

Fabricó un robot con restos de basura, se viralizó en las redes sociales y recibió una propuesta que podría cambiar su vidaLA NACION contactó a Cristian Pierri, creador de la publicación que se volvió viral en las últimas horas, a pesar de que su publicación data de un mes atrás: “El video lo publiqué el 21 de julio.

Lo vi bastantes días seguidos al perro, en diferentes horarios.

Justo que fui al centro, un día que estaba lloviznando, tomé la decisión de grabarlo.

Después de decir mi opinión y la crítica que hice en el video, él siguió ‘trabajando’”.

Una azafata dejó a todos sin respuestas: cuál es la única parte del avión que jamás se limpiaCon 366 mil likes y un amplio abanico de comentarios, los followers que reaccionaron a la publicación felicitaron a Cristian por la actitud y compartieron la responsabilidad entre la persona que utiliza al animal para un fin comercial y a los turistas que se suman a eso: “La culpa es de la gente también que sigue pagando para una foto”; “Estoy de acuerdo, yo fui a bariloche hace cinco años más o menos y ese perro ya estaba ahí”; “Bien, esa es la actitud, me peleo todos los días con los que utilizan caballos para carros” y “Yo los vi y te da mucha impotencia.

Tenés que ver cómo todo el mundo los toca mientras ellos están ahí atados y con la lengua al piso”, fueron las reacciones más destacadas.

¿Qué establece la ordenanza municipal?A raíz de este hecho, salió a la luz un nuevo inconveniente sobre si está permitido o no realizar estas prácticas en la vía pública.

En 2019, bajo la ordenanza municipal 3118-CM-19, el Concejo Deliberante de bariloche se mostró en contra de esta actividad, a tal punto de no otorgarle nuevos permisos a los propietarios una vez que los actuales perros mueran.

En diálogo con LA NACION, Carlos Sánchez, concejal del bloque oficialista Juntos Somos Río Negro, dio más detalles sobre esta cuestión que se reflotó en los últimos días: “Me tocó estar en el Concejo cuando se modificó la normativa y se creó un registro único de fotógrafos que ejercen la actividad con los perros, ahí se establecieron algunos requisitos para que continúen trabajando”.

“En primer lugar, si por algún caso excepcional se cae la habilitación por incumplimiento o porque el perro no está en condiciones, esta misma queda sin efecto y no se puede transferir a otra persona.

Con el tiempo, la actividad irá mermando”, agregó.

Además, comentó que la idea original del proyecto era “prohibir de raíz” que se haga uso de la imagen de la mascota por algunos casos de maltrato, pero se priorizó la fuente de trabajo que tenían las familias que vivían hace tiempo de esta actividad.

“A su vez, queríamos cuidar el trabajo de los trabajadores de la actividad, son familias que se sustentan con esto, pero, en principio, no queríamos incentivar que haya nuevas habilitaciones”, completó.

En diálogo con el Diario de Río Negro, Claudio Otano, secretario de Fiscalización de la Municipalidad, explicó la normativa aún no cuenta con reglamentación y que “existe un permanente control y fiscalización de esta actividad con las exigencias que establece la ordenanza”.

A su vez, en lo personal, se mostró en contra de dicha actividad.

Este medio intentó contactarse durante el martes con el área de Turismo de Bariloche, para conocer un comentario ante este video, pero no obtuvo respuesta.