De vueltas por Córdoba: así fue el Mes del Cicloturismo

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 03/06/2022

A rodar y a rodar parece una consigna limitada para la idea del cicloturismo: no se trata sólo de poner a prueba el cuerpo sino de combinar esa actividad en un entorno único, adentrarse en caminos maravillosos y al mismo tiempo descubrir la historia y la cultura de un lugar.

Córdoba tiene todo para convertirse en una capital nacional para quienes aman recorrer los diferentes destinos sobre una bicicleta: los paisajes, los recorridos, el clima, los servicios, los guías habilitados.

Por eso el mes del Cicloturismo.

Por eso en mayo, que alternó unas primeras semanas cálidas de otoño con días más frescos, pero no lo suficiente como para acobardarse ante la posibilidad de una aventura.

Cuatro fueron las acciones programadas durante los sábados del mes, pero fueron apenas la muestra de una oferta que se multiplica en todos los valles y regiones, en sitios de naturaleza más extrema o centros urbanizados importantes.

A las cuatro movidas realizadas en Villa del Totoral, Miramar, Villa General Belgrano y Nono, más el lanzamiento en Villa Carlos Paz, hay que sumarle decenas y decenas de recorridos propuestos, que están disponibles en la página de la Agencia Córdoba Turismo al alcance de todas las personas que se animen a disfrutar de estas experiencias.

#MeteleUnCambioEl año pasado, cuando la pandemia aflojó lo suficiente como para volver a realizar actividades fuera de casa con cierta normalidad, el Gobierno de Córdoba lanzó a través de la Agencia Córdoba Turismo el “Mes de los Senderos de Córdoba”.

Junto a los municipios y las comunas se relevaron todas las propuestas para salir a caminar por los lugares más increíbles, con diferentes grados de dificultad.

Ya en ese entonces estaba definido que la siguiente acción sería la del cicloturismo, parte de una estrategia integral para reconectar a los turistas y locales con los rincones cordobeses más hermosos.

El éxito de la movida, empujada por influencers que mostraron al detalle las opciones para hacer senderismo en Córdoba, animó a redoblar la apuesta.

Así nació #MeteleUnCambio, una acción que volvió a contar con la presencia de comunicadores y deportistas reconocidos para que el alcance de esta acción de promoción fuera aún mayor.

Sin embargo, no todo se concentró en ese puñado de lugares seleccionados en distintos valles y regiones de la provincia: hay unos 75 recorridos disponibles en la página web de la Agencia Córdoba Turismo que pueden consultarse en cualquier momento.

Y se logró el objetivo: mostrar Córdoba de un modo diferente, disfrutarla combinando el ejercicio con los paisajes preciosos en todos los puntos cardinales, y al mismo tiempo promoviendo los diversos corredores turísticos, que por propia geografía proponen desafíos muy distintos a los cicloturistas.

En acciónEl primero en animarse a esta movida fue el humorista e influencer Gastón Massa, que con casco, traje deportivo y bicicleta descubrió junto a un nutrido grupo de participantes lugares desconocidos de Villa del Totoral.

Parte del paseo fue a través de las calles del pueblo histórico del norte cordobés, por sus espacios verdes junto al río, por sus grandes casonas y los tesoros.

“Totoral es ideal para recorrerla en bici, caminando, a caballo.

..

cada experiencia va a ser única”, dijo Gastón al concluir la vuelta.

Y destacó algo que es parte de la esencia de la actividad: poder combinar el esfuerzo con el aprendizaje de un lugar: “Me enamoré de la historia y de cómo Totoral mantiene su impronta colonial en el norte cordobés.

Además de enterarme de que fue cuna de escritores y poetas, haciendo el circuito de las 25 casas del siglo pasado, quedé sorprendido con lo que fueron contando”.

El Hotel Camino Real Plaza, el Balneario Municipal, con agua de vertientes; el Cerro de la Cruz; el bulevar Allende; el Centro Cívico y el Museo Octavio Pinto; la iglesia Nuestra Señora del Rosario y la plaza San Martín fueron otros puntos del circuito elegido.

El resumen de Gastón lo dice todo: la localidad permite disfrutar del deporte, el turismo y la naturaleza: “Te desconectás y respirás historia en cada sector.

Además, hacés actividad física indispensable.

Es un planazo total”.

Junto a la Mar ChiquitaUna semana más tarde, las acciones tomaron rumbo hacia Miramar, la increíble zona de Córdoba que se convertirá próximamente en el Parque Nacional Ansenuza.

En este caso, el turno fue de Hola está Pablo?, quien gustoso se lanzó a una experiencia que le permitió conocer la localidad y los alrededores de un modo distinto.

“Hacer cicloturismo es una manera re linda de conocer un lugar.

Siempre lo tomé sólo como un medio de trasladarse de un lugar a otro, pero la experiencia de recorrer, parar, conocer, seguir andando, volver a parar, aprender, me pareció hermosa”, resumió.

El contexto lo maravilló.

Los atardeceres, los flamencos, el olor al mar en medio de una provincia mediterránea como Córdoba o el descubrimiento de lugares poco conocidos formaron parte de la propuesta.

“Hay una postal diferente a cada hora que uno pasa.

Lo volvería a hacer y visitaría Miramar mil veces también”.

Echar a andar las ruedas, mirar el paisaje, detenerse para aprender algo y luego seguir andando, es una definición por excelencia de las posibilidades del cicloturismo.

Ya lo anticipó el presidente de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés, en el lanzamiento del mes del Cicloturismo: “La pandemia nos atrapó, pero nos abrió los ojos para ver otra perspectiva.

Entender que estamos de paso y que hay que disfrutar”.

Un modo de hacerlo es, por supuesto, sobre la bici.

“Lo malo trajo lo bueno: la bicicleta se incorporó a la vida como un modo de contacto con la naturaleza, una forma de apropiarse de algo que siempre tuvimos cerca, pero no lo apreciábamos”.

Tercera vuelta: destino VGBHay recorridos de cicloturismo de cierta exigencia, pero la mayoría son aptos para todo público.

Familias con niños, jóvenes, adultos, todos pueden sumarse a la experiencia de compartir un circuito sobre la bici en medio de los paisajes de Córdoba.

A los integrantes de Hoy No Duermo en Casa, no los desafió el camino (acostumbrados a desafíos extremos), pero sí la propuesta.

Matías Vivanco, Lucas “El Pela” Di Césare y Luciano Nastri se animaron a los 17 kilómetros por Villa General Belgrano y por sus alrededores.

Los tres conocían la Villa, pero no de este modo.

“Hacerlo en bicicleta nos llevó a rinconcitos que no conocíamos, y a su gente, sus barrios, su arquitectura.

Son cosas que por ahí no puede apreciar cuando estás en el centro.

El recorrido tiene una mixtura total: entrás por calles de tierra, te adentrás por senderitos, con el arroyo al costado que vas cruzando en distintas partes.

Por momentos creés que es tranqui, pero tenés una subida y sin darte cuenta vas tomando altura.

No tomás dimensión hasta que llegás a las partes altas del valle”, dice Lucas.

Matías y Luchi destacaron: “En el contexto en el que hoy vivimos, de rutinas de trabajo agobiantes, combinar el turismo de naturaleza con una actividad deportiva es sinónimo de salud física, mental y emocional”.

Luchi coincidió en darle un valor especial a esa combinación.

La última vuelta: NonoA Germán (@motorkoi_) le tocó en suerte un destino como Nono, en el Valle de Traslasierra, para la última vuelta de #MeteleUnCambio.

“Recorrer un lugar tan hermoso en una bicicleta es una experiencia digna de ser repetida.

Siempre la actividad al aire libre, en conexión con la naturaleza, genera una sensación hermosa.

Y en bici se potencia”, aseguró.

“Recorrer cada paisaje sin perderse de nada y sin agotarse demasiado, sólo es posible en bicicleta.

Es la forma más sana, práctica, ecológica y gratificante de conocer lugares”, resumió.

Para Germán, Nono fue una sorpresa, ya que no la conocía desde adentro.

“En nuestro viaje por el país en Motorkoi hicimos una parada de solo un día.

Nos estacionamos al lado del río y pasamos un momento hermoso, pero nos faltó recorrerlo en profundidad.

Esta vez, tuve la suerte de hacerlo y me dieron muchas ganas de volver con la familia”, agregó.

Cuidar el cuerpo, aprender y disfrutar del turismo conociendo lugares, historia y personas, es el resumen perfecto de esta actividad.

“Para los que trabajamos en la ciudad, en la oficina, con un ritmo veloz de día a día, estas salidas son más que necesarias y te cargan las pilas”, concluyó.