Desdoblamiento del dólar: los números por los que el Gobierno estudia convalidar un nuevo tipo cambio

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 20/07/2022

El Gobierno volvió a referirse hoy a la posibilidad de desdoblar el mercado de cambios.

El anuncio estuvo a cargo del ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, quien habló de tener un “cambio diferenciado para el turista”, para que pueda liquidar sus dólares en el mercado formal a través de la tarjeta de crédito u otro medio, y acceder a un tipo de cambio que se acerque al dólar Mercado Electrónico de Pagos (MEP) o contado con liquidación (CCL).

Los dólares paralelos cotizan arriba de $300, muy superior de los $130 del mercado oficial.

El Gobierno todavía no tiene ningún proyecto concreto, pero en el entorno de Lammens señalaron que hay varias alternativas en estudio con el objetivo de “captar parte de los dólares que los turistas extranjeros no cambian en el mercado formal”.

La ministra de Economía, Silvina Batakis, reunirá mañana al gabinete económico y podría haber noticias acerca del “dólar turista”, según anticipó hoy la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti.

“No podemos adelantar nada por el momento”, dijeron en el Palacio de Hacienda.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el miércoles 20 de julioSegún datos del Ministerio de Turismo, en lo que va del año, los turistas extranjeros gastaron US$1400 millones, pero sólo el 16% se cambió en el mercado formal (US$224 millones) e ingresó a las reservas del Banco Central (BCRA).

Para hacer el cálculo, el área de estadística del Ministerio tiene proyectado el gasto promedio de los turistas de cada nacionalidad a partir de una encuesta que se hace trimestralmente junto con el Indec.

“Con el dato de los turistas de cada nacionalidad que entran al país se hace el cálculo”, explicaron.

En el mismo período, en cambio, el Banco Central tuvo que vender más de US$1500 millones para abastecer el consumo de servicios en el exterior, según el último informe de la Evolución del Mercado de Cambios, que publica la entidad monetaria.

Para paliar este déficit de dólares en el turismo, el Gobierno tomó dos medidas que al momento no tuvieron éxito.

En primer lugar, en octubre pasado, el Banco Central permitió a los turistas ingresar divisas al país al tipo de cambio financiero (MEP) si abrían una cuenta bancaria bimonetaria.

Esto implica un trámite burocrático, que al momento ningún turista realizó.

De hecho, solo dos bancos habilitaron esa posibilidad: el Banco Nación y el Banco Piano, y ambas entidades confirmaron que las cuentas bimonetarias no generaron interés.

La segunda medida tiene apenas unos días de vigencia y consistió en que la AFIP aumentara de 35% a 45% la percepción a cuenta de Ganancias y Bienes Personales sobre la compra de dólares para pagar bienes y servicios del exterior, lo que en la práctica implicó una aumento de 6% en el valor del dólar tarjeta ($238).

La mayor presión fiscal sobre el tipo de cambio ocurrió unos días después de que Batakis indicara que “el derecho a viajar colisiona con la generación de puestos de trabajo”, cuando se la consultó sobre si habría más restricciones para acceder a dólares para el turismo.

“El dólar es un recurso escaso y esos dólares tienen que estar a disposición de ampliar la matriz productiva”, agregó.

El Banco Central no está a favor de desdoblar el mercado cambiario.

“Este Banco Central no lo quiere, no le gusta y no lo apoya.

No esperaría nunca que este Banco Central vaya por ese camino”, suelen decir en la entidad monetaria, que conduce Miguel Pesce.

Experiencias pasadasComo cada vez que hay cepo cambiario en la Argentina, todos los gobiernos intentan regular las compras de dólares en el mercado oficial para turismo.

En 2012, cuando Ricardo Echegaray estaba al frente de la AFIP, se le aplicó una percepción del 15% a las compras en el exterior con tarjeta de crédito o débito y a los consumos por Internet en moneda extranjera.

Además, los contribuyentes que querían comprar dólares para viajar al exterior solo se le autorizaban entre US$80 y US$100 por día.

Más atrás en el tiempo, en 1975, el entonces gobierno de María Estela Martínez de Perón desdobló el mercado de cambiario en uno comercial (para exportadores e importadores) y otro financiero (para emisión y pago de deuda), mediante un decreto que autorizó al Ministerio de Economía a modificar los tipos de cambios a través de resoluciones.

Más tarde, se creó un nuevo tipo de cambio para pagar gastos de viajes al exterior, explicó Diego Adrián Wagner, especialista en Administración Financiera del Sector Público.

Actualmente, un ciudadano con tarjetas de débito o crédito emitidas en la Argentina, cuando realiza compras de servicios del exterior (incluido el turismo), se le cobra un tipo de cambio de $238, que es el oficial minorista ($136) más el 30% del impuesto PAIS ($41) y el 45% de percepción a cuenta de Ganancias ($61).

El Gobierno no estableció límites al consumo en dólares con tarjetas, mientras que está muy restringida la cantidad de personas que pueden comprar los US$200 por mes (alrededor de 750.000 personas adquieren su cupo).