El Banco Central podría aplicar más restricciones cambiarias antes del Mundial de Qatar según algunos economistas

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 10/10/2022

Antes del mundial de Qatar, algunos economistas dicen que el Banco Central (BCRA) podría aplicar más restricciones cambiarias.

La versión que circula es que el Gobierno analizaría prohibir el uso de tarjetas en el exterior para tapar uno de los agujeros por los que se pierden reservas y favorecer así una de las metas pactadas con el FMI.

En el Banco Central negaron esa posibilidad.

Según el BCRA, en abril se fueron por viajes, pasajes y otros pagos con tarjetas US$507 millones, una cifra similar a la de algunos meses de 2019.

Y aunque el déficit llegó a ser muy superior –US$1359 millones en enero de 2018– en ese entonces las reservas netas eran de US$30.000 millones, contra los US$4000 millones de hoy.

El ticket del Frente de Todos: la bola de la deuda crece y la pagará el próximo gobierno“El tema son las reservas.

Si una persona no tiene dinero y se va de viaje, es un kamikaze.

Creo que el dólar tarjeta no llega al verano.

Incluso si el déficit no sube, el déficit actual, de alrededor de US$500 millones, es insostenible”, opinó Fernando Marull, socio de FMyA, en diálogo con LA NACION.

Por su parte, Lucio Garay Méndez, economista de EcoGo, dijo que lo que más preocupa es que el rojo se haya acelerado aun con restricciones cambiarias.

“Se recuperaron los niveles de 2019, con la excepción de que durante gran parte de ese año no hubo cepo.

Con el cepo el rubro cayó y luego vino la pandemia”, explicó.

Por caso, en abril de 2021 los dólares que se fueron por viajes, pasajes y otros pagos ascendieron a US$113 millones.

Y a la merma de las ya escasas reservas se suma otra complejidad, según Garay Méndez, que es cumplir con la meta de reservas incluida en el último acuerdo con el Fondo Monetario Internacional.

“Algo van a tener que hacer, porque eso viene complicado.

Según nuestros cálculos, de acá a fin de mes el BCRA debería comprar US$150 millones netos por día para cumplir la meta, cuando viene comprando en promedio US$5 millones por día y en el mes acumula US$36 millones.

La meta del primer trimestre se cumplió, pero ahora hay que ver qué pasa.

Si hay un reacomodamiento o si no se cumple, pero hoy deberían tomar medidas para tratar de acercarse”, opinó.

El otro escollo es el incremento del déficit que podría ocasionar el próximo mundial de fútbol.

Según el economista Fabio Ezequiel Ventre, de la Bolsa de Comercio de Córdoba, para la edición de 2018 en Rusia viajaron 54.000 argentinos, de los cuales 20.000 habrían salido desde el país.

Y si se repitiera ese número y los 20.000 gastaran unos US$6500 por persona el déficit se elevaría en US$130 millones.

Si la Argentina pasara de fase de grupos y el gasto fuera de US$10.000 ya se podría hablar de unos US$200 millones adicionales.

El cálculo del déficit es similar al que hace Marull, pero tomando como base el mundial de 2014.

“El déficit de US$507 millones no creo que llegue a los picos de US$1400 millones, pero puede subir a US$700 millones.

Si se observa lo que era la cotización del dólar blue en 2014, es similar, actualizada, a la de hoy.

Entonces tiene lógica esperar un déficit similar al de ese entonces”, estimó.

De acuerdo con sus cálculos, las posibilidades que se abren entonces son o un desdoblamiento cambiario, por el cual el dólar turista tendría una cotización más parecida al MEP más el 30% y el 35% de impuestos, o la imposición de un “impuesto PAIS al cuadrado”.

La otra posibilidad sería ajustar por el lado de más cepo, es decir, dar de baja la opción del dólar turista.

La opinión del sectorConsultado por este diario, el presidente de la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca), Felipe Baravalle, dijo que la opción de prohibir el uso de tarjetas en el exterior sería como “cerrar la Argentina”, porque muchos argentinos no pueden acceder al dólar oficial, además de que no todos los que viajan lo hacen por turismo, sino que hay ciudadanos que viajan por tratamientos médicos, para formarse en el exterior o por trabajo.

Por otro lado, si se diera de baja esa posibilidad no solo saldrían menos argentinos, sino que la consiguiente reducción de frecuencias de las aerolíneas haría que menos extranjeros vengan al país, es decir que se perdería el ingreso de dólares.

“Si bien el número de pasajeros internacionales se está recuperando, si se compara mayo de este año con mayo de 2019 todavía se ve una caída del 45%.

Algunos dicen que los aviones salen llenos, pero eso es porque hay menos frecuencias que en la prepandemia.

Nosotros no apuntamos a volver a esos números, porque además de los impuestos del 30 y el 35% los pasajeros se quedaron sin la posibilidad de pagar los pasajes, estadías y servicios en cuotas”, describió.

Por último, insistió en otro punto en que siempre hace hincapié el sector, que es que la cuenta de viajes incluye los gastos que se hacen por compras de servicios en el exterior, como Netflix, o de bienes en tiendas web como, por ejemplo, Tiendamia, que no son gastos de turismo.