El Banco Central sigue comprando divisas y extiende el “cepo importador” hasta fin de año

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 08/09/2022

El Banco Central extendió este jueves hasta fin de año el paquete de medidas que restringe las importaciones de determinados productos para “cuidar los dólares”, mientras sigue comprando divisas por la mayor liquidación del complejo sojero.

El directorio de la entidad rectora dispuso prorrogar hasta el 31 de diciembre próximo la distribución del cupo mensual vigente para importar y la obligatoriedad de financiar a 180 días las importaciones que se cursan a través de las SIMI B.

A través de la Comunicación A 7532, el Central prorrogó la “adaptación” del sistema de pagos del comercio exterior que puso en marcha el 27 de junio pasado, en un contexto de notable escasez de dólares.

En ese momento dijo que la medida era para “responder a las necesidades extraordinarias de divisas” para atender la importación de energía, con el objeto de sostener el crecimiento económico y el desarrollo de las pymes evitando maniobras especulativas sobre las importaciones.

Las medidas extendieron el sistema de financiación de importaciones a las realizadas bajo Licencia No Automática y a la importación de servicios.

Inicialmente era por un trimestre, para dar tiempo a la normalización del comercio exterior, pero ahora se extendió hasta fin de año.

Las pequeñas y medianas empresas quedaron exceptuadas de las exigencias vigentes de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior, con un límite de hasta un millón.

En el nuevo esquema de pagos, las SIMI A mantuvieron el acceso al mercado de cambios por el equivalente al promedio mensual de importaciones de 2021 más 5% o de 2020 más 70%.

Y las SIMI B correspondientes a las Licencias No Automáticas pasaron a poder acceder al mercado a partir de 180 días del despacho a plaza.

En ese momento también se ampliaron las posiciones arancelarias de bienes equivalentes a los producidos en el país, que pasaron a tener acceso al mercado a partir de 180 días y la de bienes suntuarios que podrán acceder a partir de los 360 días.

En cuanto a las importaciones de servicios, se equipararon en el tratamiento a la de bienes, permitiendo el acceso al mercado por el mismo monto que en 2021 y en caso de superar el importe el saldo a 180 días.

De esta manera, se impulsó la recuperación del crédito comercial que Argentina vio caer significativamente como efecto de la pandemia por Covid 19.

En cuanto a las importaciones de bienes de capital, se estableció una regla que permite pagar 80% en puerto de origen y 20% con la nacionalización.

Compras de divisasLa autoridad monetaria cerró la rueda de este jueves con un saldo positivo de 426 millones de dólares, alentado por la implementación del tipo de cambio especial temporal para la exportación de soja que se puso en marcha el lunes pasado.

Las compras se dan luego de que el Ministerio de Economía oficializara la aplicación de un tipo de cambio de 200 pesos por dólar para las exportaciones de soja hasta el 30 de septiembre próximo, una medida acordada con los principales complejos exportadores, que se comprometieron a liquidar soja y derivados por, al menos, 5.000 millones de dólares.

“El volumen operado en el segmento de dólar soja hoy fue de 623 millones de dólares”, detalló Gustavo Quintana, analista de PR Corredores de Cambio.

Desde que comenzó la liquidación de divisas, la autoridad monetaria lleva comprados alrededor de 866 millones de dólares, dado que se suman los 300 millones de la jornada del martes y los 140 millones adquiridos el miércoles.

En el mercado de divisas, la cotización del dólar oficial cerró hoy en $148,15, con una suba de 49 centavos en relación con el cierre de la víspera.

Por su parte, en el segmento informal, el denominado dólar “blue”, anotó un retroceso de cinco pesos, a $279 por unidad.

En el segmento bursátil, el dólar contado con liquidación (CCL) avanza 0,6%, a $ 282,48; mientras que el MEP asciende 0,7%, a $ 273,16, en el tramo final de la rueda.

En el segmento mayorista, la cotización de la divisa estadounidense registró un aumento de 35 centavos respecto al cierre previo, en un promedio de $141,15.

Así, el dólar con el recargo de 30% -contemplado en el impuesto PAÍS-, marcó un promedio de $192,59 por unidad, y con el anticipo a cuenta del Impuesto a las Ganancias de 35% sobre la compra de divisas, $244,45.

En tanto, el dólar destinado al turismo en el exterior -y que cuenta con una alícuota del 45%- se ubicó en $259,26.

El volumen operado en el segmento de contado fue de US$ 981 millones, en el sector de futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se registraron operaciones por US$ 135 millones y en el mercado de futuros Rofex se transaron US$ 820 millones.