El ex-Sheraton llevará una de las marcas de Hilton, con ayuda de la Municipalidad

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 29/09/2022

Entre finales de este año y principios de 2023, DoubleTree, una de las marcas hoteleras de la cadena Hilton, llegaría a Córdoba para ocupar el edificio que hasta la pandemia fue el Sheraton.

DoubleTree es una marca con más de 580 hoteles en más de 30 países del mundo.

Tiene presencia en ciudades como Washington (Estados Unidos), Turín (Italia) y Malasia, entre otros.

Quinto Centenario, dueño del Nuevocentro Shopping y del icónico edificio a su lado, cerró el hotel en noviembre de 2020 por efecto de la pandemia.

El anuncio podría hacerse el próximo miércoles 5 de octubre, en el marco de las audiencias que vienen realizando, desde que cerró el hotel, Quinto Centenario y la Unión de Trabajadores Hoteleros, del Turismo y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra), en el Ministerio de Trabajo de la Provincia.

Desde finales del año pasado, negoció con distintas cadenas hoteleras, aunque la opción más firme siempre fue Hilton.

Pero las conversaciones se empantanaron a mediados de este año.

El factor que destrabó todo fue el Programa Colaborativo de Fomento Turístico para Inversiones en Hotelería, que el martes pasado el intendente Martín Llaryora presentó a los empresarios de la Asociación de Córdoba y la Federación nacional, y que entrega beneficios por hasta cinco años en el pago de la tasa Inmobiliaria y de Comercio e Industria para inversiones destinadas a instalación, ampliación y mejora de hoteles.

Los establecimientos cinco estrellas entrarán directamente.

El resto deberán presentar sus proyectos para ser evaluados por una comisión público-privada, que verificará su verdadero aporte a la mejora del servicio y la infraestructura hotelera de la ciudad.

“El programa ya está en vigencia y apunta a una política del municipio que busca convertir a Córdoba capital en un centro turístico nacional”, aseguró Miguel Siciliano, secretario de Gobierno de la Municipalidad.

Esta facilidad para los hoteles cinco estrellas no ha sido pensado sólo para DoubleTree.

También permitirá canalizar inversiones que pueda hacer el Holiday Inn, como también se espera que agilice la decisión de Radisson de llegar al cilíndrico edificio vidriado del complejo Capitalinas.

Los hoteles cinco estrellas requieren de grandes inversiones en desarrollo y mantenimiento, como también del pago de altos cánones a las dueñas de las marcas.

El principal problema es que el mercado cordobés demanda hoteles de cinco estrellas, sobre todo en los mercados corporativo y de eventos, pero no resiste tarifas que permitan sostener sus costos.

Efecto pandemiaLa pandemia de Covid y el cierre del Orfeo Superdomo, que generaba una afluencia interesante de artistas y de asistentes a congresos y convenciones, incidió para que el Sheraton se fuera definitivamente de Córdoba, luego de 23 años de actividad.

El edificio tiene 188 habitaciones estándar, cuatro suite juniors y una suite presidencial, además de 11 salones con capacidad para cerca de mil personas y un restaurante.

Cuando cerró sus puertas, contaba con 95 empleados directos y 45 indirectos.

En la actualidad, ese plantel se redujo a 61 –fruto de la implementación de un plan de retiros voluntarios–, quienes hasta mayo venían cobrando su sueldo con cierta regularidad.

Durante el tiempo de la pandemia, los trabajadores del hotel cobraron a través de los diferentes regímenes que permitían al sector hotelero mantener los puestos de trabajo.

Una vez liberada la actividad para este rubro, la empresa y el sindicato firmaron un acuerdo para sostener el régimen de suspensiones concertadas, que en mayo ya había vencido.

“A partir de junio, los 61 trabajadores volvieron al edificio y desde hace dos meses están trabajando en el reacondicionamiento.

Además, cobran el ciento por ciento de su salario”, confirmó el interventor de Uthgra Córdoba, Juan Rousselot.

Paro hoteleroPor otro lado, la Uthgra prepara una avanzada que la semana que viene hará pública para que los trabajadores hoteleros de Córdoba puedan equiparar sus sueldos a sus pares de Buenos Aires, con quienes mantienen diferencias de entre el 15 y 25 por ciento.

La semana que viene, la Uthgra llevaría este reclamo al Ministerio de Trabajo.

De no contar con una respuesta clara, convocará a un paro de actividades para el fin de semana largo que comienza el 7 de octubre.

“Vamos a salir con toda la fuerza gremial a reclamar la equiparación, con un paro y movilización”, aseguró Rousselot.