Empleo privado: la incertidumbre frena la creación de nuevos puestos en las empresas

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 13/09/2022

La incertidumbre política y económica no provocará destrucción de empleo en el sector privado en el último trimestre del año en el promedio nacional, pero sí frenará la velocidad en que se crearán nuevos puestos de trabajo.

Los únicos sectores que mantendrán un cierto dinamismo en lo laboral serán la industria y los hoteles y restaurantes.

El dato lo aportó este lunes la Encuesta de Expectativas de Empleo de ManpowerGroup, que cada trimestre releva los planes de 40 mil empleadores de 41 países.

Para saber la intención de contratación en Argentina, la consultora pidió la opinión a 715 empresas del país, que se mostraron más conservadoras que en el tercer trimestre del año.

La expectativa neta de empleo (ENE), que mide la diferencia entre la creación y el cierre de puestos de trabajo, para el cuarto trimestre de 2022 mostró un resultado positivo de nueve por ciento, pero fue siete puntos porcentuales menor que en el período julio-septiembre.

Sin embargo, en la región pampeana, donde está incluida Córdoba pero también la provincia de Buenos Aires, el ENE es negativo en ocho por ciento.

“Desde hace tiempo, venimos observando que el empleo neto en Argentina se ha mantenido en valores positivos, acompañando la recuperación económica, pero bastante detrás de otros países de la región”, explicó Luis Guastini, director general de ManpowerGroup Argentina.

Así, por ejemplo, Brasil mostró un ENE positivo de 56 por ciento; México, de 40 por ciento, y Perú, de 32 por ciento.

Incluso, Argentina se ubicó en niveles similares a países europeos con economías afectadas directamente por la invasión de Rusia a Ucrania, como República Checa (12 por ciento), Rumania (10 por ciento), Eslovaquia (9 por ciento) y Polonia (1 por ciento).

Al respecto, el directivo atribuyó esto a “una alta incertidumbre en el corto plazo”, que afecta directamente a los niveles de actividad económica.

Así, 27 por ciento de los consultados prevén aumentar su plantel de trabajadores, 39 por ciento la mantendrá estable, 27 por ciento la reducirá y cinco por ciento no tiene definido qué sucederá.

Realidad heterogéneaLa evolución del empleo no será homogénea, sino más bien cambiante en función de la realidad de cada rubro.

Para el último trimestre, los únicos rubros que mantendrán buen ritmo de creación de empleo serán restaurantes y hoteles, con 16 por ciento, ya que se espera una buena temporada turística de verano, y la industria, con 11 por ciento, un sector que se ha mostrado de los más dinámicos en la actividad económica.

“En estos sectores, hay más optimismo porque sigue la tendencia de recuperación de la actividad luego de la pandemia.

En el turismo, se profundizó un cambio de hábito por el cual las salidas ya no están atadas a las temporadas; además, el buen resultado invernal impactó de manera positiva en las pymes.

Y la industria, en tanto, tiene rubros con clientes con capacidad de ahorro y que, ante la imposibilidad de comprar dólares, se vuelcan al consumo de bienes durables, como los vehículos”, resaltó Guastini.

Hay otros rubros, en cambio, donde ganó la cautela.

En construcción, educación y servicios y organizaciones sin fines de lucro, el ENE es cero; al mismo tiempo, hay sectores como producción primaria, otros servicios y tecnología con índices netos negativos del dos al tres por ciento.

Los rubros con una notable destrucción de empleos son banca y finanzas y el comercio mayorista y minorista, con resultados netos negativos de 12 y de 19 por ciento, respectivamente.

“Estos sectores están observando que los ajustes salariales llegan más tarde que la inflación; esto hace presumir que se va a registrar una caída en el consumo en el último trimestre, lo que provoca que estos rubros sean más pesimistas que otros”, agrega el responsable de ManpowerGroup Argentina.

Cautela por la escasez de talentoLa cautela que muestran las empresas en materia de creación de nuevos empleos no sólo está ligada a la incertidumbre económica y política, sino también a la escasez de talento, que es un problema global.

“Ocho de cada 10 empresas en Argentina tienen dificultad para encontrar talento en determinadas posiciones.

En sectores como startups tecnológicas y fintech, el proceso de crecimiento se ha desacelerado, y con esto también la inversión, por la movilidad laboral y por la escasez de talento”, resalta Guastini.