En números: cuánto crecerá la economía este año y cómo funcionará el comercio

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 11/08/2022

La actividad comercial minorista en el país incluye más de 500 mil bocas de expendio, 138 mil empleadores y un aporte del 19 por ciento al Producto Bruto Interno (PBI) que, si se le suman los servicios, crece hasta el 55 por ciento.

Con esos datos, José Viale, presidente de la Cámara de comercio de Córdoba (CCC) graficó el motor vital que esta actividad constituye para la economía.

Lo hizo al dar su mensaje de apertura del seminario anual que organiza la entidad junto a la Cámara de comercio y Servicios de Argentina (CAC), un encuentro en el que dirigentes sectoriales, autoridades y especialistas trazar el estado de situación de la actividad y sus perspectivas de desempeño en el marco del escenario económico.

Más de 600 representantes de ámbitos de comercio, servicios, empresariales y gubernamentales participaron del encuentro titulado El comercio y el Contexto Económico-Político 2022? y realizado este miércoles 9 de agosto en la Sala de las Américas de la UNC.

El economista y ex ministro nacional Dante Sica y el experto en consumo Guillermo Oliveto fueron los dos analistas encargados de anticipar escenarios con números incluidos.

Desde perspectivas diferentes pero complementarias (el primero con foco en la macroeconomía y Oliveto más centrado en la micro), concluyeron que por distintos factores el consumo, combustible del comercio, se está ralentizando en sintonía con la actividad económica en general.

Tomando datos de la consultora Scentia, Oliveto precisó que en el primer semestre el consumo masivo (alimentos, bebidas, cosméticos y limpieza) creció seis por ciento en volumen respecto de 2021; pero que, con la agudización de la crisis económico y de incertidumbre y el salto inflacionario, la proyección del segundo semestre es cero.

Eso arroja una suba anual del 3 por ciento (entre 2,5 y 3,5 por ciento) para todo el 2022.

Sica, por su parte, señaló ante la consulta de La Voz: “El impacto de la inflación sobre los ingresos ralentiza el consumo.

La actividad económica en el cuarto trimestre será negativa respecto del tercero; y en términos anuales redondeará el año en 2,5 a 3 por ciento; pero es rebote del año pasado.

El crecimiento neto será cero o negativo”.

Oliveto destacó que aún en ese escenario, el consumidor –fundamentalmente el 35 por ciento de los hogares con ingresos que superan los 150 mil mensuales- seguirá predispuesto a gastos de corto plazo, que le provean bienestar y oxígeno y evasión respecto del contexto de angustia.

E instó a las empresas a capturar oportunidades ejercitando cuatro habilidades clave: “buena lectura, precisión, prudencia y flexibilidad”.

“El consumo se mueve en un contexto extraño, contradictorio e impactado por múltiples variables”, dijo.

Destacó el buen desempeño que muchas actividades y categorías lograron en el primer semestre (en consumo masivo, bebidas alcohólicas y golosinas, dos llamadas de “indulgencia” dieron los mayores saltos); pero advirtió que el crecimiento general de ventas en enero fue mucho mejor al de junio; sugiriendo una descaleración con el correr de los meses.

Reveló además que en la lactura regional de estadísticas, las cifras del Buenos Aires (el AMBA) mostraron una merma en el consumo que no se registró en el interior del país.

“Economías regionales e impacto del turismo”, interpretó.

Reclamo por piquetes y reformasPor su parte, las autoridades sectoriales pusieron sobre la mesa los reclamos del sector y el intendente Martín Llaryora destacó el trabajo conjunto público -privado.

José Viale, el titular de la CCC, lamentó el contexto de máxima confusión económica y política en el que debe operar la actividad, reclamó a las máxima autoridades gubernamentales “dejar la puja ideológica sin cuartel” que nos “roba el futuro” y aplicar soluciones de fondos a los problemas económicos.

Se quejó de las manifestaciones callejeras que perjudican al comercio –en ese mismo día varias de ellas habían bloqueado el Centro- , reclamó medicas económicas de fondo como el cambio en la legislación laboral y una reforma tributaria.

Instó a abandonar decisiones que, dijo, se revelaron inútiles como los programas de controles de precios (Máximos, Cuidados, etcétera).

Y destacó el trabajo junto a las administraciones públicas cordobesas, provincial y municipal.

Natalio Grinman, presidente de la CAC, dio un mensaje en sintonía en el que remarcó la pujanza de la economía Argentina hacia 1919, año en que el país hacía punta en el mundo; contrastándola con el presente de empobrecimiento.

Destacó la necesidad urgente de generar condiciones para que la actividad privada genera riqueza y, con eso, empleo.

Aporte de $1.000 millones del municipioEl intendente Martín Llaryora aprovechó su mensaje para destacar que el comercio es la principal actividad económica dadora de empleo en la ciudad, y coincidió con los dirigentes empresariales en criticar las antinomias en la política.

“Los que promueven la grieta pueden generar rating televisivo, pero no promueven una solución a los problemas de la sociedad”, dijo, entre varias alusiones a la necesidad de establecer diálogos y trabajo mancomunado.

Al repasar tres medidas tomadas por su gestión con impacto positivo en el comercio, destaco la tarjeta Activa, un programa que promueve el compre local que ya inyectó mil millones de pesos en consumos a comercios cordobeses de distintos rubros.

Además, recordó que durante su gestión de puso en marcha la plataforma de Habilitación Online de Negocios, que a la fecha permitió el alta de más de 4523 comercios con el récord de una habilitación tramitada en cinco minutos el mes pasado.

Anticipó que en breve el trámite se ampliaraá a actividades de mayor riesgo.

Por último, subrayó la adhesión del municipio al monotributo unificado, hoy usado por 40 mil comerciantes.