Hermano del presidente Rajapaksa intenta sin éxito salir de Sri Lanka

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente infobae 12/07/2022

Colombo, 12 jul.

Las autoridades aeroportuarias de sri lanka impidieron este martes la salida del país de Basil Rajapaksa, exministro y hermano menor del todavía presidente Gotabaya Rajapaksa, quien prometió renunciar mañana a la jefatura de Estado en medio de masivas protestas en el país.

Funcionaros bloquearon la salida de Basil al negarse a atender al exministro de Finanzas en los servicios de salida VIP de la terminal para abordar un avión, lo que le habría obligado a acudir al área pública del aeropuerto en un momento de profundo rechazo contra el clan Rajapaksa.

“Tomamos esta decisión porque nos informaron sobre los planes de Basil Rajapaksa de abandonar el país.

No queríamos que nuestros oficiales sufrieran las presiones y tensiones de esto”, dijo a Efe el presidente de la Asociación de Oficiales de Inmigración y Emigración de sri Lanka, K.

Kanugala.

Imágenes del aeropuerto difundidas en redes sociales muestran a Basil una sala de espera del aeropuerto, presuntamente esperando para abordar un avión.

El funcionario no precisó cuál era el destino final del vuelo que pretendió tomar el exministro, que al igual que otros miembros de la familia presidencial, abandonó su cargo en abril pasado presionado por protestas multitudinarias que culpan a los Rajapaksa de la debacle del país.

La Corte Suprema recibió ayer una petición de una orden provisional para impedir que además de Basil Rajapaksa, el ex primer ministro Mahinda Rajapaksa y el ex gobernador del Banco Central Ajith Nivard Cabraal abandonen el país.

El presidente de sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, anunció el pasado sábado su renuncia al cargo para el que fue electo a finales de 2019, después de que una manifestaciones de miles de personas, disgustadas por la crisis del país, asaltará su residencia oficial obligando a su huida.

Aunque se desconoce el paradero de Gotabaya, el presidente del Parlamento, Mahinda Yapa Abeywardena, ha asegurado que se encuentra en el país y que renunciará mañana tal como anunció.

Decenas de miles de personas han estado en las calles de Colombo desde hace meses exigiendo la renuncia del presidente.

Incluso hoy, miles continuaron protestando por cuarto día consecutivo desde el interior de la sede de la Secretaría Presidencial, la residencia oficial del presidente y la residencia del primer ministro, convertidas por los manifestantes en museos públicos para los curiosos.

El Parlamento de sri lanka elegirá el próximo 20 de julio al nuevo presidente para dirigir de manera interina a la nación insular y hacer frente a la crisis económica de la nación, la peor desde su independencia del imperio británico en 1948.

Desde hace meses, la nación sufre una profunda escasez de medicamentos, alimentos y combustible, provocada en parte por el gran endeudamiento, erradas políticas gubernamentales y el impacto en el turismo de los atentados de Pascua y la pandemia.

La formación de un nuevo Gobierno es fundamental para esta nación, que negocia actualmente con el Fondo Monetario Internacional un programa de rescate que le permita restaurar la estabilidad fiscal.

EFEaw-igr/daa/ig(foto)