Homenaje, indignación y marcha en la UNCuyo tras la muerte de Lucía Masman

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente losandes 20/10/2022

Estudiantes de distintas carreras, amigos y familiares de Lucía masman se convocaron en la rotonda de acceso al campus de la uncuyo como forma de protesta por el negligente accionar de las autoridades frente a la tragedia que le costó la vida a la estudiante tras el vuelco de la camioneta que trasladaba a varios jóvenes volcó en El Challao en una salida obligatoria.

Abril Suárez, estudiante, fue de las primeras en irse del lugar el lunes pasado, cuando vio que se avecinaba la tormenta.

“Iba en un auto delante de la camioneta de Lucía y nos fuimos por voluntad propia, no porque la actividad se haya suspendido”, relató.

“Nos tomamos una foto como para que quede constancia del presente y luego decidimos irnos pese a que el profesor no suspendía la actividad”, dijo.

Abril y Lucía se conocían de vista.

“Esto podría haberse evitado de mil maneras: cancelando la salida y, como opinión personal, no me hubiera subido a la caja de la camioneta.

Si no se hubiera hecho la actividad nada de esto hubiese sucedido”.

“La conductora quiso hacer un favor y le fue mal.

Podría haber sido cualquiera de nosotros.

Vimos todo, fue terrible”, concluyó.

Julieta Ponce estudia la tecnicatura en Hemoterapia, carrera de depende de Ciencias Médicas.

“Varias veces pasamos situaciones similares.

Hace un mes había zonda y viajaron compañeros de Lavalle, San Martín, Rivadavia.

Veíamos cómo los árboles se desprendían y no daban la orden de suspender”, dijo la joven.

“Había gente asmática, gente enferma que viajó pese al clima y los profesores esperaban el comunicado oficial.

Esto que pasó con Lucía no es nuevo”, criticó.

Si bien Paola Pedrosa (50), licenciada en Turismo y estudiante de Francés en la UNCuyo, no conocía a Lucía, decidió igualmente formar parte de la protesta realizada ayer en la rotonda de la universidad por “el mal accionar de la institución frente al episodio que terminó con una muerte”.

Indignada y profundamente angustiada por lo sucedido, la mujer se refirió a las denominadas Prácticas de Actividad Física Saludable (PAF) que estableció la uncuyo como obligatorias y que han generado numerosas críticas a partir de lo sucedido.

Homenje a Lucía Masman“Si bien yo no estudiaba con Lucía, sí debo cumplir con las PAF, que se encuentran dentro de la currícula de mi carrera y son obligatorias.

No entiendo por qué estas actividades, teniendo en cuenta que el seguro no cubre la ida y la vuelta, no se realizan en predios más cercanos a la UNCuyo, como el Parque San Martín o el Cerro de la Gloria”, objetó.

Paola comenzó a estudiar en plena pandemia y este año las actividades al aire libre se normalizaron completamente.

Para aprobar la materia, la asistencia a estas actividades debe ser del 80 por ciento.

“El área de Deportes de la universidad plantea distintas salidas y actividades.

Por mi edad, me inscribí en yoga, pero al menos dos caminatas al año se deben cumplir e, insisto, el seguro no cubre los trayectos.

En el caso de estos chicos, debían llegar a la base del Cerro Arco por sus propios medios y regresar a sus casas de la misma manera, en bicicleta en colectivo o como sea…”, relató.

“No es razonable: lo más lógico es establecer lugares cercanos, accesibles y menos peligrosos.

El pronóstico de granizo hizo que estos chicos desistieran de la actividad y, al regresar, obviamente trataron de volver como pudieron.

La conductora tuvo buena voluntad”, opinó.

Pedrosa sostuvo que el mal pronóstico se había anticipado desde hacía varios días en todos los portales climáticos.

“Se hablaba de granizo en la precordillera, lo sé porque trabajo en el rubro turístico y jamás organizo una caminata con ese pronóstico.

Así las cosas, en medio de este panorama, la conductora cargó a todos en su camioneta y emprendieron la marcha.

La uncuyo no actuó bien, no tuvo previsibilidad y la joven de 19 años no es culpable.

Todos hemos tenido esa edad…”, puntualizó.

“La uncuyo –insistió—planificó una caminata obligatoria en un lugar alejado y con mal tiempo.

Fue una imprudencia de la institución, no de la conductora.

Hay muchos lugares cercanos para hacer actividades sin poner en riesgo la vida de los estudiantes”.

Paola dijo que no tiene hijos, pero sí sobrinos.

“Si esto sucediera en mi familia movería cielo y tierra.

Tengo compañeras que son madres y están consternadas.

Esto podría haberle sucedido a cualquiera, todos pueden caer en la misma bolsa”, puntualizó.

Lucía murió en la madrugada de este miércoles en el hospital Central, donde estaba internada desde el lunes, luego de volcar en la camioneta que iba junto a otros 14 jóvenes en El Challao.

Fue luego de una salida de trekking organizada por la UNCuyo, donde la joven era alumna de la Facultad de Ciencias Económicas.

La chica ingresó al Central en la tarde del lunes, donde llegó en muy grave estado con fracturas en las costillas y en un brazo, lesiones cerebrales y hemorragia interna.

Había sido operada y estaba intubada.

El grupo se encontraba en la base del cerro Arco pero decidieron retornar por la amenaza de tormenta del lunes.

Había sido planeado como un paseo a la Quebrada del Durazno, como parte de las actividades deportivas obligatorias de la Universidad Nacional de Cuyo.

El grupo de 16 jóvenes, entre estudiantes y coordinadores, llegó al piedemonte mendocino, pero la amenaza de lluvia y granizo obligó a suspender la caminata.

Decidieron volver todos a bordo de una camioneta doble cabina conducida por una joven de 19 años.

De esa manera, algunos viajaban en el interior del vehículo y otros en la caja.

Quince personas sufrieron heridas y tres se encuentran internados en el Central.

Por su parte, la rectora de la UNCuyo, Esther Sánchez dijo ayer en rueda de prensa que toda la comunidad educativa siente “impotencia, dolor y frustración por este fatídico hecho y queremos acompañar a toda la comunidad, pero en especial a los estudiantes, a sus familiares y al resto de los estudiantes que se ven impactados”.

“A partir del dolor tenemos que tomar las decisiones para acompañar a nuestros estudiantes a nuestras familias y al resto de los miembros de la comunidad universitaria.

Todo estamos en este sentimiento.

Hemos tomado contacto con el Ministerio de Salud y el de Seguridad para ocuparnos desde todo punto de vista”, afirmó la rectora.

Masman cursaba el primer año de la Carrera de Ciencias Económicas y fue recordada por las autoridades como “una alumna ejemplar y brillante”.

Respecto de las circunstancias que rodean lo sucedido, en esta actividad que era promovida por la Universidad, desde la institución indicaron que se está llevando una investigación profunda y “mirando hacia atrás queremos saber cómo podemos mejorar”.