La AFA, más cerca de desembarcar en el estadio Minella, de Mar del Plata, con una extensa concesión

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 25/08/2022

MAR DEL PLATA.

- Desde septiembre pasado está clausurada la tribuna techada, con su estructura corroída por el óxido y riesgo de desprendimientos.

Para la reciente visita de River ante Aldosivi, ni siquiera se autorizó el uso de una segunda popular, también por motivos de seguridad.

Al emblemático estadio José María minella se le achica, poco a poco, su oferta y futuro.

Y en ese sendero de agonía acaba de aparecer la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), decidida a rescatarlo y convertirlo en “la nueva casa de las selecciones nacionales”, según afirman desde esa entidad en su página web.

La novedad, que por cierto sorprende, llega luego de una reunión que mantuvieron el martes el titular de AFA, Claudio Tapia, y el intendente de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro (Juntos x el Cambio), que desde hace tiempo trabaja sobre opciones y evalúa una salida para recuperar este escenario que reclama una muy fuerte inversión, difícil de afrontar para arcas públicas que están muy poco preparadas y nutridas.

La hipótesis sobre la que avanza esta gestión es la de una concesión a largo plazo, que podría ser por 30 años, para que la institución responsable del fútbol nacional se haga cargo de estas instalaciones que la comuna administra desde su Ente Municipal de Deportes (Emder).

La infraestructura, que ya cumplió 44 años desde su inauguración como subsede del Campeonato Mundial de Fútbol de 1978, tuvo algunas refacciones importantes, pero el paso del tiempo dejó sus huellas.

En particular, todo lo metálico que queda a cielo abierto, como el sostén del techo de una de las plateas y las columnas de iluminación.

Por si fuera poco, y en un hecho que hasta el momento no pudo ser esclarecido, desconocidos ingresaron a las cámaras de generadores de energía y se robaron buena parte del cableado del sistema de iluminación artificial.

La comuna tuvo que echar mano al bolsillo y reponer materiales para asegurar la competencia nocturna.

La aparición en escena de la AFA permitiría, además de asegurar la más que valiosa presencia frecuente de los seleccionados nacionales en la ciudad, salir de la madeja de discusiones políticas que se habían generado entre oficialismo y oposición local sobre cuándo, cómo y cuánto invertir en un plan de recuperación del más conocido como Estadio Mundialista.

Pensar en intervenir con obras sobre la tribuna techada, clausurada a partir de una disposición provincial en la que prevaleció un informe de peritos de fuerzas de seguridad, implicaba desembolsar casi 20 millones de pesos sólo en un informe técnico preliminar y necesario, que permitiría conocer en detalle el estado de la estructura que sostiene esa cubierta y la posibilidad de reparación o –en el peor de los casos- desmantelamiento.

El municipio, según le achacan al jefe comunal, no incluyó esa partida en el presupuesto de este año.

La semana pasada llegó desde la gobernación bonaerense la decisión de hacerse cargo de esos costos, confirmación que hizo el propio gobernador Axel Kicillof durante una reunión que mantuvo con Fernanda Raverta, actual titular de Anses, candidata a intendenta local en 2019 y con aspiraciones de ir por la revancha el año próximo.

“Mar del plata sigue siendo una plaza representativa de nuestro fútbol.

Lo fue históricamente”, dijo Tapia al cabo de la reunión con Montenegro, que a comienzos de este año ya le había sembrado la idea de dejar en manos de AFA este estadio para que lo utilice con sus seleccionados y, con ello, genere un derrame en actividades vinculadas al turismo.

La cercanía con Capital Federal, el aeropuerto internacional, la amplia y jerarquizada oferta de hotelería de cuatro y cinco estrellas sumada a la gastronomía, que siempre juega lo suyo a la hora de decisiones dirigenciales, convencieron a Tapia para que esta idea avance desde un apretón de manos con Montenegro hacia los papeles.

Según pudo conocer LA NACION, desde las representaciones legales del municipio y la AFA ya están trabajando sobre la confección de un primer convenio, en el que quedarían firmes las primeras bases de otro más específico en el que se sellaría esta cesión del estadio por un plazo no menor a 30 años.

“Estamos muy contentos porque esto significaría que las Selecciones Nacionales, de todas sus categorías, tanto masculinas como femeninas, vengan a jugar a la ciudad de mar del Plata”, dijo Montenegro al cabo de la reunión que el martes compartió con Tapia en las oficinas del predio que la AFA tiene en Ezeiza.

Esta relación tuvo un anticipo en los hechos durante el último fin de semana largo.

La AFA trajo al Polideportivo “Islas Malvinas” de esta ciudad las finales de su Copa de Oro de futsal masculino y femenino, evento que acercó gran cantidad de público desde Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Una mínima muestra de la expectativa que genera aquí tener el Mundialista otra vez con más de 30.000 personas en sus tribunas.

“Para la AFA es un honor que sus selecciones vengan a esta ciudad”, elogió Tapia a mar del Plata.

La final por la Supercopa que Racing le ganó a Tigre por 2 a 0 el 14 de diciembre de 2019 fue el último partido de relevancia y sin participación de equipos locales que se disputó sobre ése césped.

Unas semanas después, fue sede de un partido de rugby entre Jaguares y el seleccionado de Georgia.

Desde el verano 2021 que no recibe partidos de Copa Argentina y su actividad quedó limitada ahora a la localía de Aldosivi, que este año lucha por mantenerse en la máxima categoría, y Alvarado, equipo local que juega en el torneo de ascenso de Primera Nacional.

Atrás quedaron los históricos torneos de verano, que mutaron de formato y se mudaron a otras sedes como Mendoza y Córdoba.

Mucho más lejos las presentaciones del seleccionado argentino mayor.

Con Diego Maradona ganó aquí la Copa Artemio Franchi, en 1993, ante Dinamarca.

La última escala fue en 2010 con el mismo Maradona, pero ya como entrenador del equipo nacional y en vísperas de la participación en el Mundial de Sudáfrica: venció 2 a 0 a Jamaica.

La aparición en escena de AFA acabaría con otros usos que el escenario supo tener en busca ya no de rentabilidad sino de sumar recursos para afrontar sus costos de mantenimiento básicos.

En varias oportunidades recibió espectáculos musicales.

Quizás el más recordado sea el de Queen, en 1981, pero también conoció el paso de otras figuras internacionales como Luis Miguel, Rod Stewart, Chayanne o Duran Duran.

Fue también, durante algunas temporadas, sede de torneos de seven de verano con participación de seleccionados nacionales de primer nivel, con presencia de Los Pumas y participación de Australia, Francia y All Blacks, entre otros.

Y, con Diego Maradona sentado en las gradas como militante de una causa política, escenario de una cumbre internacional que se oponía al Acuerdo de Libre Comercio en América (ALCA).

La AFA, una vez que se selle este acuerdo, se haría cargo de toda la inversión necesaria para acondicionar un estadio que tuvo sus lavadas de cara para acontecimientos deportivos internacionales.

La primera de importancia fue en 1995, para los Juegos Panamericanos que se disputaron en esta ciudad.

La segunda, con reemplazo de butacas en algunas plateas, en 2001 cuando fue subsede del Mundial de Fútbol Sub 20.

Desde entonces, poco se ha visto de intervención profunda.

Lo mejor y más destacado por los planteles que visitan este estadio en el marco de las competencias de fútbol de primera división es la comodidad y aggiornamiento de los vestuarios.

La deuda sigue siendo el sector de cocheras, con una falencia original: la altura del techo impide que los actuales micros de larga distancia que transportan a los planteles lleguen hasta el sector de estacionamiento cubierto.

El uso actual del Mundialista es exclusividad de Aldosivi y Alvarado.

Del sector de la tribuna techada solo se pueden utilizar las cabinas de transmisión, reservadas para medios radiales y de televisión.

Por eso no se acredita prensa de medios locales ni visitantes para la cobertura de esos partidos.

Ambas instituciones tienen, por ordenanza municipal, el uso gratuito de este escenario.

Excepcionalmente también se ha utilizado para la definición de torneos de la Liga Marplatense de Fútbol y Torneos Juveniles Bonaerenses.

Habrá que esperar la evolución de este acuerdo entre AFA y municipio para terminar de definir si estas condiciones que hoy priorizan el uso del estadio por parte de equipos marplatenses se mantendrán una vez que sea, como se anticipa, un escenario a disposición casi exclusiva de los seleccionados nacionales.

El campo de juego ha tenido momentos críticos y otros de mayor elogio.

Por estos momentos se estaba evaluando una nueva contratación de este servicio y no se descarta que especialistas que ya trabajan sobre el predio de AFA en la Ezeiza puedan desembarcar, interesados en este proyecto.

La ciudad se entusiasma con esta alternativa, porque aseguraría no solo una salida hacia una posible y real recuperación del Estadio José María Minella.

El interesado es ni más ni menos que el responsable exclusivo del principal producto del fútbol argentino, que son sus seleccionados nacionales, en particular la masculina mayor que hoy tiene a Lionel Messi como principal figura.

En el municipio les alcanza una palabra y bien futbolera para definir esta posibilidad: “Golazo”, repiten, ilusionados.