La sinuosa geografía de arroyos, ríos y también islotes del delta del Paraná

Noticias de turismo de argentina y el mundo
Este tesoro de biodiversidad es uno de los veintiocho finalistas del concurso "siete Maravillas Naturales de la Argentina", que definirá el próximo siete de mayo.
Fuente Noticias de turismo .com.ar 30/04/2019

El delta del Paraná, un laberinto de arroyos y ríos amarronados que zigzaguean entre miles de islotes formados por la acumulación de sedimentos, es uno de los veintiocho finalistas del concurso "7 Maravillas Naturales de la Argentina", que definirá el próximo siete de mayo.

Ubicado al suroeste de la provincia de Entre Ríos y nordeste de la de Buenos Aires, a sólo treinta y dos kilómetros al norte de la Capital Federal, ocupa la porción nordeste de los partidos de San Pedro, Baradero, Zárate, Campana, Escobar, Tigre y San Fernando.

Con una superficie total de catorce kilómetros cuadrados, el delta del Paraná es el quinto más grande del planeta y el único que no se halla en contacto directo con el mar ya que desemboca en el Río de la Plata, de agua dulce, con lo que tiene un microclima singular para la vegetación.

Este pulmón verde es también una reserva acuífera formada por los sedimentos que arrastra el Río Paraná desde su nacimiento en el territorio brasileño hasta la desembocadura del Río de la Plata, y cobija 2 secciones de islas declaradas Reserva de Biosfera por la Unesco.

En la Reserva se preservan corzos de los pantanos, carpinchos, lobatos de río, gatos monteses, coipos y pavas de monte; así como los últimos restos del monte blanco o bien selva ribereña y bosques de ceibo en recuperación.