Ley de alcohol cero: “Si se aplica vamos a terminar todos los enólogos presos”

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente losandes 26/11/2022

La media sanción de la Ley de alcohol cero con una amplia mayoría de 195 votos a favor y sólo 19 en contra ha traído seria preocupación para los referentes de la industria vitivinícola y principalmente los enólogos .

Es que pese a que en el gobierno de Mendoza se analiza no aplicar la norma en el territorio provincial , en caso de entrar en vigencia traería serias complicaciones a su trabajo.

Mariano Di Paola , uno de los enólogos más respetados de la industria, comentó a Los Andes que la medida le parece “demagógica” .

“Los accidentes suceden por encima de los 0,5 gramos de alcohol en sangre.

Si se aplica, los enólogos vamos a terminar todos presos.

En nuestro trabajo tenemos que degustar y muchas veces son muchas copas.

Si bien no las tomamos, el alcohol queda en la boca y eso puede arrojar un entre 0,1 o 0,4 a la hora de un examen, pero estas en perfecto estado a la hora de manejar, porque si la prueba se hace en sangre daría cero alcohol”, argumentó.

“Está bien, pero no tenemos que ser exitistas y que todo el mundo se rasgue las vestiduras.

Los accidentes de tránsito ocurren, pero por encima del consumo moderado .

Creo que esto es más demagogia que otra cosa”, expresó el director de enología de Rutini Wines y Bodega La Rural .

Para Di Paola, esta medida podría condicionar mucho su trabajo y planteó que, por ejemplo, las degustaciones diarias que deben realizar para controlar los vinos solo las podrían hacer en cierto horario ya que luego, los restos de alcohol en la boca podrían ser motivo de sanción.

“ Al momento de salir con destino a casa podría arrojar positivo y te puede retener el vehículo.

Además, todos los trabajadores de la bodega tenemos disponibles controles a la hora de salir y si superás el límite no manejas.

Con esta nueva medida nos tendríamos que quedar a dormir todas las noches en la bodega”, declaró.

Otro de los que se mostró en desacuerdo con la medida fue Eduardo Pulenta, Export Manager de Pulenta Estate .

“Hay numerosos estudios que demuestran que los accidentes que se producen por exceso de consumo alcohol van muy por arriba de los niveles de tolerancia, con lo cual, el 0,5 que rige actualmente, que son dos copas de vino, no imposibilita a una persona a manejar y las estadísticas lo dicen”, explicó.

“La industria del vino no deja de ser una industria alimenticia.

Es considerado dentro del Código Alimentario y forma parte de la dieta mediterránea.

El consumo moderado tiene que estar permitido, como sucede en los países más avanzados del mundo ”, añadió el empresario vitivinícola.

En tanto, Juan Pablo Díaz, enólogo de Bodegas López , remarcó que la postura de los enólogos está lejos de buscar polémica y lo que plantean es un consumo responsable de alcohol.

“ No es que no queremos que se reduzcan los accidentes de tránsito y que tengamos menos problemas, todo lo contrario.

Pero, viéndolo desde el punto de vista en el que Mendoza es una provincia que vive del vino y del turismo, esta decisión pone en juego una de las principales actividades económicas ”, explicó.

“No hay duda de que el alcohol al volante es malo en exceso.

Pero esto complica mucho a la industria del vino, al turismo y a nosotros como profesionales.

Creo que hay etapas de la vida donde vos tenés conciencia o no la tenés.

Y el vino genera lo que muy pocas bebidas, que es que acompaña una etapa de madurez, donde lo acompañas con las comidas, en algún momento especial o un asado con amigos.

Eso no sucede con otro tipo de bebidas, como algunas bebidas blancas, donde la ingesta de alcohol en mínimas cantidades si puede afectarte”, defendió el enólogo de Bodegas López.

Finalmente, Juan Pablo Díaz planteó que debería diferenciarse el consumo de vino de otras bebidas.

“No sé cuántos de los accidentes de tránsito han sido causados por el consumo excesivo de vino.

Es una decisión masiva que nos afecta a todos.

El causante de esos accidentes no es justamente el vino, sino otras bebidas alcohólicas.

Esto nos va a afectar a nivel económico y en el trabajo diario.

Será una decisión a la que tendremos que amoldarnos, pero es algo para evaluarlo con el sector privado también porque también puede tener su sus problemáticas y eso definitivamente recae sobre todos los empleados de las empresas”, concluyó.

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más.

¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!