Los 7 puntos que el INV se trazó para fomentar el enoturismo en las provincias

Noticias de turismo de argentina y el mundo
El acuerdo busca potenciar el turismo en las distintas regiones vitivinícolas argentinas, considerándola una actividad esencial para el desarrollo sostenible del país.
Fuente diariodecuyo 29/06/2022

El presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), Martín Hinojosa, y el vicepresidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), Pablo Asens, firmaron un acuerdo para potenciar el turismo en las distintas regiones vitivinícolas argentinas, considerándola una actividad esencial para el desarrollo sostenible del país.

 Al mismo tiempo, se busca posicionar a la vitivinicultura y al sistema de designación de origen de los vinos y de las bebidas espirituosas de naturaleza vínica, a través de las distintas experiencias vinculadas al enoturismo.

De esta manera, las acciones previstas en el convenio contribuyen a consolidar al Vino Argentino como Bebida Nacional, tal como lo establece la Ley 26.870 que resalta su valor cultural y su importancia en la identidad nacional.

Además, se destaca que el turismo es uno de los ejes de desarrollo definidos en el Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI), en su actualización 2030.

Durante el acto, que se realizó en la sede central del INV, Martín Hinojosa destacó que “la firma de convenio lo que hace es aprovechar toda la fuerza del enoturismo.

Para esto, hay que tener personal capacitado.

Por lo tanto, lo que hacemos desde el Instituto Nacional de Vitivinicultura, en este caso con COVIAR, es promocionar y capacitar a la gente que atienda al turista y lo pueda asesorar en todos los requerimientos acerca del vino.

Además, la capacitación es muy importante porque brinda posibilidades laborales en un área como el turismo que es muy fuerte, por ejemplo en la provincia de Mendoza, y que está obviamente asociado a la vitivinicultura”.

Mientras que Pablo Asens, quien es uno de los directores responsables de la unidad ejecutora de Turismo del vino de la COVIAR, manifestó que “este convenio es muy importante para nosotros porque de este modo el INV, como institución técnica de prestigio internacional, ratifica su apoyo a los grandes ejes y objetivos trazados en el Plan Estratégico Vitivinícola en su actualización al 2030”.

“Más allá que el INV forma parte de la COVIAR, también es un organismo de fiscalización y destacamos la política actual de acompañamiento a la industria, por ejemplo, en la promoción del vino en los mercados interno y externo y en el liderazgo en la integración de los pequeños productores.

Por lo tanto, considerando que para nosotros el enoturismo es fundamental, es muy importante para el sector privado contar con el apoyo de un organismo tan prestigioso como el INV”, agregó Asens.

El acuerdo rubricado por las autoridades del INV y de la COVIAR contempla las siguientes actividades: 1)- Implementar acciones asociadas al turismo vitivinícola nacional e internacional.

2)- Potenciar la actividad vitivinícola, la caracterización de la vitivinicultura local, la promoción turística y la designación de origen de productos vitivinícolas.

3)- Promover el conocimiento del vino y el desarrollo del sistema de designación de origen de productos vitivinícolas, originando vínculos entre el producto, su reputación, cultura y su origen.

4)- Cooperar en la planificación y desarrollo de contenidos en vistas a fortalecer la especialización orientada al desarrollo del Turismo Activo, a través del sistema de designación de origen de productos vínicos.

5)- Impulsar intercambios profesionales para la realización de estudios e investigaciones para el fortalecimiento de la vitivinicultura.

6)- Implementar investigaciones sobre el medio ambiente local, sus suelos, el manejo de viñedos, la caracterización de productos, las prácticas enológicas, las nuevas tecnologías, la definición de nuevos productos, entre otros temas.

7)- Realizar actividades sobre sostenibilidad vitivinícola, con el fin de implementar acciones de enoturismo comprometido con la sociedad, el medioambiente y la economía.

La vigencia del acuerdo es de dos años y se puede renovar de acuerdo a la voluntad de las partes.