Los alquileres temporarios para el verano aumentan por debajo de la inflación

Noticias de turismo de argentina y el mundo
Un alojamiento en Mar del Plata para 4 personas este verano se estima va a salir dólares americanos 2.500, en Villa Carlos Paz dólares americanos 2200 y en Bariloche dólares americanos 3000, no más de un treinta por ciento de lo que costo la temporada pasada.
Fuente Noticias de turismo .com.ar 10/10/2018


los alquileres temporarios para veranear en destinos argentinos se ofrecen con incrementos de no más del treinta por ciento, inferiores a la inflación proyectada, además de descuentos, entre otras muchas promociones, según la mayor plataforma experta en esta clase de operaciones en el país.

Como cada año, desde el primer fin de semana largo de octubre, los argentinos comienzan a reservar los alojamientos para el verano, y con el nuevo panorama económico los operadores locales aguardan una buena temporada y ofrecen tarifas que les dejan asegurarse las reservas.

El coste promedio para un alquiler temporario para 4 personas en la costa bonaerense o bien Córdoba saldrá este verano unos dos mil trescientos pesos promedio por día, según un relevamiento del portal Alquiler Argentina.

de pacto a esos números, por una semana de vacaciones una familia tipo gastará unos dieciseis.500 pesos en alojamiento, lo que representa un aumento promedio interanual de menos del treinta por ciento.

El lugar dio a conocer las primeras tendencias de la temporada basándonos en una encuesta sobre más de mil cien dueños de cabañas y casas de veraneo y un relevamiento de costes de los alojamientos publicados en su página.

Para la construcción de la tarifa, explica el informe, los cabañeros se fundamentaron primordialmente en el porcentaje de inflación y en la competencia local, y el cuarenta y siete por ciento decidió acrecentar en promedio sólo el veintiocho por ciento.

Esta decisión obedecería a la mala experiencia de otras temporadas, como dos mil dieciseis, cuando los costos de alojamientos se compararon a la inflación y los turistas escogieron destinos en el exterior.

En Mar del Plata, el costo promedio de alquiler en un alojamiento para 4 personas este verano es de dos mil quinientos pesos, contra dos mil de la temporada precedente, lo que implica un incremento del veinte por ciento.

También en la costa bonaerense, Monte Bello se registra igual incremento porcentual, si bien la tarifa pasó de dos mil trescientos a dos mil novecientos pesos, mientras que para Villa Gesell fue de dos mil doscientos a dos mil novecientos pesos, y la suba es de veinticuatro por ciento .

En Córdoba, su primordial centro turístico, Villa Carlos Paz, pasó de mil ochocientos a dos mil doscientos pesos, con un levanta del dieciocho por ciento , y Santa Rosa de Calamuchita de dos mil a dos mil quinientos (veinte por ciento arriba).

El informe muestra 2 de los destinos patagónicos más escogidos para el verano, los dos en Río Negro: San Carlos de Bariloche, cuyas tarifas pasaron de dos mil cien pesos a tres mil, y subieron un treinta por ciento, y el balneario de las Cuevas, con una suba del veinte por ciento, y tarifas que cambiaron de dos mil a dos mil quinientos pesos por día.

la organizadora de Marketing de Alquiler Argentina, Judith Gómez Pereyra, comentó a Télam: "Hace 2 temporadas que vemos cómo el turista argentino organiza sus vacaciones con anticipación, y la situación económica actual hace que lo haga aún con más antelación".

"El argentino no va a quedarse sin un descanso -continuó- mas desea ganarle a la inflación, y los operadores turísticos locales por último lo comprendieron y hoy están publicando costes y reservando de forma adelantada, ofertando formas de pago y congelando tarifas",

Entre las estrategias de los cabañeros y dueños de casas de veraneo para asegurarse las ocupación plena, el cincuenta y seis por ciento ofrece venta adelantada, el treinta y seis por ciento aplica descuentos y el dieciseis por ciento brinda métodos de financiación.

la mayoría de los dueños desea esta temporada "ganar por ocupación plena y asegurarse el alquiler de alojamientos, no por costos altos sino más bien por métodos de pago y reservas anteriores a la temporada", agregó Gómez Pereyra

El setenta y ocho por ciento de ellos estima que el nuevo contexto contexto beneficiará al turismo interno y aguardan una temporada mucho mejor que la precedente, debido a que la mitad de los cabañeros encuestados ya concretó reservas, y el resto espera hacerlo a partir de este fin de semana largo.