Los mercados financieros y de renta variable esperan la subida de tipos de la Fed

Noticias de turismo de argentina y el mundo
Los operadores de la City creen que la Reserva Federal de Estados Unidos podría subir los tipos de interés medio punto. La probabilidad de una recesión en las economías avanzadas está aumentando. En el mercado local, los principales bonos corporativos y gubernamentales han subido de media.
Fuente pagina12 04/05/2022

Los mercados internacionales siguen esperando que la Reserva Federal (banco central estadounidense) anuncie esta semana una subida de los tipos de interés.

Esto está provocando una importante volatilidad en los mercados mundiales de renta variable.

Se espera que la autoridad monetaria estadounidense anuncie esta semana una subida de tipos de 50 puntos básicos.

El rendimiento de la deuda pública estadounidense a 10 años ha subido en los últimos días hasta casi el 3%, similar al rendimiento de los bonos a 5 años.

Las acciones del Nasdaq y del Dow Jones subieron ligeramente un 0,5% el martes.

Sin embargo, en las anteriores sesiones bursátiles han sufrido fuertes caídas, lo que ha hecho que estos índices bursátiles pierdan entre un 10% y un 20% en el año.

Algunas empresas tecnológicas fueron las más afectadas por la presentación de resultados trimestrales.

Una subida de tipos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos preocupa a los inversores, ya que podría afectar al crecimiento previsto de la economía estadounidense y de otros países desarrollados y no desarrollados.

El descenso trimestral del PIB estadounidense del 1,4% fue más fuerte de lo esperado y alimentó la especulación.

Algunos bancos, como el Deutsche Bank, creen que la recesión es inevitable.

Se espera que la economía estadounidense entre en una fase de recesión a finales de este año, que podría durar hasta 2023.

Este es un escenario que no se puede descartar en las economías de posguerra de la eurozona.

El aumento de los precios de los alimentos, pero sobre todo de la energía, ha provocado graves desequilibrios.

Los mercados emergentes también son volátiles en este contexto, ya que podrían verse afectados por las salidas de capital hacia activos seguros, así como por el impacto de la subida de los tipos de interés en su deuda.

La renta variable de los mercados emergentes subió ligeramente un 0,7% el martes, pero en lo que va de año ha bajado más de un 12%.

Los mercados de acciones y bonos de Argentina no son inmunes a esta volatilidad, que se ve agravada por el impacto de la incertidumbre interna.

La bolsa de Buenos Aires subió un 2,3% durante la jornada, pero no ha podido mantener su tendencia alcista durante un periodo prolongado.

El crecimiento en lo que va de año ha sido inferior a la inflación, que se ha acelerado en los últimos meses.

Los bonos del Estado también subieron con fuerza el martes, y algunos títulos ganaron casi un 4% en el día.

El riesgo país se situó en 1.795 puntos, un 1,3% menos que en la sesión anterior, pero, al igual que en la bolsa, la subida no duró y el riesgo país lleva varios meses rondando entre los 1.700 y los 1.800 puntos.

En el ámbito de las divisas, el dólar blue subió 2 pesos y 50 centavos y se ubicó en 203.50 pesos.

En cambio, el dólar al contado bajó un 1,2% y cerró a 208,60 pesos.

El Banco Central consiguió comprar otros 50 millones de dólares, además de los 190 millones que compró el lunes.

Estas monedas contribuyen al aumento de las reservas de divisas de la autoridad monetaria.

En dos días se compraron 240 millones de dólares.

Sin embargo, el mercado sigue de cerca las dificultades de un fuerte aumento de las reservas internacionales, en parte debido a la dificultad de obtener un superávit comercial, ya que las importaciones aumentan debido a la recuperación económica, se necesitan más divisas para el turismo en el extranjero a medida que los viajes se normalizan después de la pandemia, y hay que pagar las deudas a las organizaciones internacionales.