Los novios llegaron en lancha. Todos los detalles de la boda de Redrado: el menú, los invitados y la villa en Lago di Como

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 20/07/2022

Cuatro años después de cruzarse por primera vez, y tras alguna interrupción, Martín redrado (60) y María Luján Sanguinetti (46) dijeron “sí, quiero”.

El martes 19, en la imponente villa Balbiano, ubicada en lago di Como, Italia, el prestigioso economista y la emprendedora se casaron y celebraron su amor junto a unos 120 invitados llegados desde distintos puntos del mundo.

“Estoy chocho porque por primera vez, lo veo y lo escucho contento.

El tipo está tranquilo, entero.

Lo que me hace más feliz es que a su edad –más allá de su éxito profesional– esté disfrutando de su vida personal.

Su novia es divina.

Estoy muy contento que esté en sus manos.

Lulu es una mujer de hogar, tiene dos hijos, sabe cuidar… Su bajísimo perfil también es bueno para marcar la diferencia con otras parejas que tuvo mi padre”, le había dicho días atrás a ¡HOLA! Tomás redrado sobre la inminente boda de su padre, dando cuenta de la felicidad que vive el entorno de la pareja.

MI GRAN CASAMIENTO ITALIANOApenas se confirmó la fecha se puso en marcha el “operativo silencio”.

El lunes 18 llegaron los invitados –eran sólo familia, algunos amigos como el empresario Martín Cabrales y su pareja, Dora Rodríguez Larreta, el gerente general de Transclor, Diego Pino y su mujer, Flavia Schwenk, Ana Rusconi, la asesora de vestuario Valeria Parodi y el productor Guillermo Azar, algunas personalidades de la banca internacional y un divertido grupo de íntimos de sus hijos– y mantuvieron perfil bajísimo, acatando la consigna de no tomar fotos durante los distintos eventos programados durante los tres días de celebraciones en villa Balbiano.

Hospedados en diferentes hoteles –como el Mandarin Oriental y el Sheraton lago Di Como–, algunos aprovecharon el tiempo libre que les quedaba hasta la comida de bienvenida –prevista para las 18.30– y salieron a hacer turismo por la zona que ya hace años cautivó a famosos como George Clooney, uno de sus vecinos más famosos.

Al día siguiente, y con un clima inigualable (y 30 grados de calor), Martín y Lulu llegaron al palacete a bordo de una lancha clásica de madera.

Ella estaba deslumbrante con un vestido en color marfil de Oscar de la Renta, y Martín se veía impecable con traje azul y camisa blanca.

A las 17.30, se dijeron “sí, quiero” en el escenario más romántico posible.

La ceremonia, muy emotiva, estuvo a cargo de un amigo de la infancia –y ex compañero del San Andrés– del novio.

Ya convertidos en marido y mujer, llegó el momento de la comida, los shows y el dancing.

Acomodados en una única y larguísima mesa, muy sobria, los invitados disfrutaron de un menú de cuatro pasos: gallipolini con langostinos flambeados con bourbon y puré de papas y sablé de tomate con vegetales (entrada); tagliolini con trufa negra y queso piamontés (primer plato); y pesca mediterránea, piamontese scottona filet y berenjena con tofu (opciones del plato principal).

De postre, corner de frutas y deliciosa pastelería, todo acompañado por tres variedades de vino: Rosso di Montepulciano, Azienda Agricola Poliziano y Pinot Grigio Doc Antonucci.

Además, tocó el DJ español Miky, una banda en vivo sonó durante la comida y hubo un imponente show de fuegos artificiales.

¿QUIÉN ES LULU?María Luján es conocida por sus amigos como Lulu.

Amante del arte y del diseño, tuvo un emprendimiento de carteras, otro de turismo orientado a las mujeres y hoy, a través de diferentes cuentas de Instagram, da rienda suelta a sus pasiones, entre ellas, la decoración, con Capítulo 2, y los viajes.

Mucho antes de conocer a Redrado, estuvo casada con Raúl Cruz (Raulito) Moneta, con quien tuvo a sus dos hijos, Santos y Florencio, que está dando sus primeros pasos como cantante de rap.

De bajo perfil, construyó una muy buena relación tanto con Tomás como con Martina, los hijos de Redrado, y, quienes la conocen, aseguran que es “muy buena persona”.

UN PALACETE DE PELÍCULASituado en la orilla occidental del lago, villa Balbiano es un palacete del siglo XVI, a 40 minutos en auto de Milán.

Su interior está decorado con piezas de arte y muebles de siglos pasados, y los espectaculares frescos del siglo XVII pintados por los hermanos Recchi y Agostino Silva se mantienen intactos.

Tiene capacidad para hospedar a 24 personas.

En su edificio principal hay seis suites, y el resto de las habitaciones se dividen en dos apartamentos contiguos, “Villino” (o casa de invitados) y “La Dependencia”.

Está emplazada sobre un lote de dos hectáreas, con pileta y acceso privado al lago y en su página online el alquiler oscila entre los 8.000 euros (si se usa solo el jardín) y los 20 mil euros (si se incluyen interiores).

Su majestuosidad llegó a la pantalla a través de diferentes películas.

La última fue House of Gucci.