Martín Fierro 2022: Buenas y malas de una fiesta que nunca encontrará el equilibrio

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 16/05/2022

Entre el anochecer del domingo y la madrugada del lunes, en el hotel Hilton de Buenos Aires se desarrolló una nueva edición de los Martín Fierro, el máximo premio del entretenimiento nacional que no tenía cumbre presencial desde hacía tres años.

Y la ceremonia de entrega tuvo de todo menos una duración acorde al sentido común.

Tal cual, entre las tandas de Telefe, el canal transmisor, y las dedicatorias ombliguistas que no respetaron un tiempo razonable en el estrado, el telespectador fue rehén de un espectáculo de más de cinco horas.

En ese tiempo se desataron sorpresas, se entregaron premios discutibles y, en menor medida, se filtró la grieta política.

A continuación, un punteado sobre los Martín Fierro 2022, donde la Asociación de Periodistas de la Televisión y la Radiofonía Argentinas (Aptra) premió lo que en su consideración fue lo mejor de una producción televisiva de 2021 marcada por el aislamiento pandémico.

Destino indicado para el OroJusto reconocimiento para Masterchef Celebrity, una producción que concilió calidad con alto rating.

Y que acompañó de manera entretenida el boom culinario desatado en el aislamiento.

Además, convirtió en referencia mediática a un chef intrigante y altivo como Damián Betular.

Divas omnipresentes Aunque replegadas por distintas razones, Mirtha Legrand y Susana Giménez engalanaron los Martín Fierro y dejaron en claro que extenderán su influjo.

La reina de los almuerzos, de 95 años, lo hizo cuando recibió unos aros de brillantes, mientras que la de los teléfonos, luego de un clip retro que sintetizó sus 35 años de televisión.

El ninguneo de Adrián Caetano Premiado por su trabajo en Apache (Telefe), el prestigioso y talentoso director no subió al estrado a recibir su estatuilla.

No quedó en claro el por qué de su desaire, por lo que se puede concluir que no se siente parte de la farándula argentina o que, para él, el premio mayor es cristalizar sus ideas en un set en sus propios términos.

“Polémica en el Bar”, polémico El tradicional programa creado por Gerardo Sofovich está lejos de sintonizar la vibración sociocultural de época.

Aun así, le ganó en su terna a un producto más diverso y al hueso como Bendita.

No obstante ello, el discurso de Mariano Iúdica, su conductor, fue esclarecedor para destacar lo difìcil que fue hacer TV en pandemia.

El batacazo de “La 1-5/18?Era una de las ficciones más vapuleadas por la crítica en el último tiempo.

Se le cuestionaba su “romantización de las villas” y el desapego de su narrativa con lo real.

Sin embargo, se impuso en cuatro ternas pesadas y se convirtió en una de las máximas ganadoras de la noche.

Nadie lo vio venir.

La emoción inocultable de MirthaAdemás de emocionarse por el Martín Fierro a Juana Viale, su nieta, Mirtha lloró cuando durante el In Memorian las pantallas proyectaron las imágenes de sus hermanos Goldy Legrand y José Martínez Suárez, fallecidos en un pasado cercano.

En ese momento, Mirtha fue cobijada por Susana y por todos.

Juanita, reconocida Pareció discutible el premio como conductora para la nieta de Mirtha, teniendo en cuenta sus oponentes en una terna pesada.

Pero lo cierto es que, más allá de consideraciones poco felices sobre “meritocracia”, la también actriz salió airosa bancando en pandemia a un clásico como Almorzando con Mirtha Legrand.

Las dedicatorias eternasEs incorrecto plantearlo, pero los Martín Fierro deberían imitar a algunos premios primermundistas y entregar en una ceremonia previa sin transmisión a las categorías no populares.

Así se evitarían exteriorizaciones ombliguistas y la tensión del conductor por cortar al premiado que la hace más larga de la cuenta.

El oficio de MarleySupo cómo llevar cierta intensidad de la farándula vernácula tras varios años de ausencia de su máxima celebración.

Y al ganar su programa Por el mundo en viajes y turismo, reunió a las divas que lo acompañaron por distintos países: Susana Giménez, Florencia Peña, Jimena Barón, Lali Espósito, Lizy Tagliani y Vicky Xipolitakis.

El medalleroAdemás del galardón más valioso de la velada, Telefe se llevó otras 14 estatuillas.

Así, el canal transmisor se impuso a eltrece que obtuvo siete, cuatro de ellos por la ficción nocturna La 1-5/18.

Atisbo de grietaLas posiciones encontradas en relación a la política nacional se manifestaron en el contrapunto de Diego Brancatelli (de Intratables, simpatizante del oficialismo) y Cristina Pérez (de Tefele Noticias, claramente opositora).

El panelista pidió que “el periodismo se saque la careta y hable de frente”, mientras que la conductora dedicó el octavo premio de su noticiero a “los protagonistas de la realidad, a los argentinos que sufren la inseguridad, que viven con angustia la inflación y la están pasando mal.

” Aguante a la ficciónHay como una sensación generalizada de que la ficción en TV abierta no tiene ningún sentido en el imperio de la plataformas de streaming.

Pero Jessica Valls, una de las creadoras de La 1-5/18 que ganó en el rubro autor/ guionista, no está para nada de acuerdo.

“Celebro que todavía hay público para nuestra televisión y para la ficción de aire.

Y es bueno saber que todavía la gente espera la aparición de un nuevo capítulo frente a la pantalla”, dijo al agradecer su premio.

Merecidos e indiscutidosAsí pueden ser calificados los premios para Sofìa Gala y Diego Cremonesi, por actriz y actor de reparto respectivamente.

Los intérpretes, brillantes en sus trabajos, se mostraron agradecidos con Aptra, con sus compañeros y con el público, pero con discursos sencillos y nada sobreactuados.

No resultaron distantes ni altivos.

Rozín, ayer nomásFue shockeante ver a Gerardo Rozín en pantallas en el cierre del In Memorian, seguido del emocionante “¡Somos familia!” de su último discurso al aire de La Peña de Morfi.

El ambiente todavía está sacudido por el fallecimiento del conductor rosarino, homenajeado por Claudio Belocopitt, su socio en el clásico dominguero, al recibir el Martín Fierro por mejor musical.

“Gerardo tuvo que transitar un momento durísimo y, sin embargo, cada vez que le tocaba trabajar y producir, se le iluminaban los ojos….

Porque él transpiraba y respiraba televisión”, dijo el productor.