Mundial 2022. Los distintos caminos para trabajar en Qatar durante la gran cita deportiva

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 11/06/2022

Un día después de la derrota de Argentina en Rusia 3 a 0 contra Croacia, el 21 de junio de 2018, Brunella Sol Ballardo posteó en su Instagram un mensaje que sería premonitorio para ella: “Faltan 1617 días para qatar 2022.

Qué nervios”.

Lo hizo a modo de chiste, sin imaginar que cuatro años después, ella misma estaría para esa época en el Mondrian Doha, uno de los hoteles más lujosos de la capital de Qatar, sede del próximo Mundial, donde hoy trabaja como guardavidas y profesora de natación.

Brunella llegó en marzo para vivir lo que define como una “aventura”: estar donde sucede el evento deportivo más importante del año.

De hecho, ya tuvo una dosis mundialista anticipada codeándose nada más ni nada menos que con el cuerpo técnico argentino que viajó para el sorteo de los grupos y se alojó en el mismo hotel en el que está ella.

“Son todos vip los que se hospedan acá”, dice y explica cómo consiguió el trabajo.

“Un día mi papá me envía un artículo de una consultora que estaba buscando guardavidas para trabajar en Qatar.

Y me dice: ‘Mandá el currículum que te vas al Mundial’.

Dos días después me llamaron para una entrevista, al poco tiempo hubo otra y ahí mismo me dijeron que me necesitaban ahora, ya.

Me tramitaron la visa de trabajo y acá estoy, viviendo un sueño”, cuenta Brunella, nacida en Quilmes.

Hoy todos los caminos conducen a Doha.

durante un mes la capital qatarí será el centro del mundo, y muchos argentinos ya se aseguraron su lugar postulándose para las distintos puestos que se necesitan cubrir para atender al aluvión turístico que se espera hacia finales de noviembre, cuando la pelota empiece a rodar.

“Desde fines de 2021, los sectores de hotelería, gastronomía y turismo han intensificado sus búsquedas de personal, con el fin de aumentar su capacidad de servicio de cara al Mundial, aunque no tenemos cifras oficiales.

Pero durante los últimos meses hemos notado un incremento en el número de argentinos residentes”, sostiene Manuel Paz, cónsul argentino en Doha, que agrega que hay aproximadamente 450 argentinos viviendo de forma permanente.

Mozos, cocineros y bartendersLa forma más segura de ir a trabajar es a través de consultoras especializadas en búsqueda de personal y también mediante los famosos programas Work & Travel que ofrecen algunas agencias turísticas por el Mundial.

En ambos casos se trata de experiencias laborales remuneradas (de un promedio de 500 o 600 dólares, más propinas en caso de quedar en el sector de alimentos y bebidas).

Si bien no es un gran sueldo (sobre todo en una ciudad tan cara como Doha) el alojamiento, la comida, el traslado, la visa y el seguro médico corren por cuenta del empleador.

Pero si la idea de pasar 8 o 9 horas en un hotel de lujo atendiendo a los turistas más exigentes no resulta atractiva, hay más opciones: la FIFA contrata a voluntarios de todo el mundo (argentinos incluidos) que no reciben paga pero sí tienen cubiertos los gastos de estadía.

Además, se suma el atractivo de trabajar en los magníficos estadios que se construyeron especialmente para la Copa y lucir la indumentaria oficial.

Carlos Díaz, director de la consultora PHRS, que hace reclutamientos de argentinos y latinos para ir a trabajar al Mundial, explica cómo es el procedimiento.

“Hay dos modalidades: contratos a largo plazo o proyectos por dos meses, específicamente para el Mundial.

El Marriot nos está demandando 250 argentinos para estos contratos cortos, de noviembre a fines de diciembre.

Estamos en plena búsqueda de estos perfiles.

La idea de este hotel es chartear un vuelo para trasladar a los 250 empleados que estamos buscando”, afirma Díaz, que vivió en qatar muchos años, donde fue director de Recursos Humanos de dos hoteles.

Carlos regresó hace tres años a la Argentina y formó su propia consultora de reclutamiento de perfiles de la hospitalidad.

“Todos nuestros clientes están en los países del Golfo y son hoteles 5 estrellas.

Todavía estamos con muchas búsquedas para Qatar, lógicamente por lo que mueve el Mundial –sostiene–.

¿Qué puestos son los más demandados? Recepcionistas, conserjes, botones, porteros, meseros, bartenders, ayudantes de cocina, personal para recreación y para el área de spa”, enumera Díaz, que también tiene búsquedas abiertas para Dubái, Abu Dhabi y Arabia Saudita, con contratos más largos.

Para postularse, el requisito excluyente es tener buen dominio de inglés.

La experiencia previa en la industria hotelera y de servicio no es necesaria, aunque ayuda.

Tampoco hay límite de edad, aunque los más interesados son jóvenes.

De todas maneras, lo realmente importante es tener buena actitud.

“Los latinos son muy valorados porque son más empáticos, más cercanos.

Es algo que resalta respecto de otras nacionalidades”, destaca Díaz.

Otra manera de acceder a uno de los puestos de trabajo generados por la gran cita mundialista es través de los programas Work & Travel de las agencias de turismo, destinados a jóvenes de entre 18 y 25 años.

Con un costo de 1700 dólares para los programas de 3 meses y 2100 si es término indefinido, el foco aquí está puesto en la experiencia y no en ganar dinero, ya que los sueldos oscilan entre los 400 y 500 dólares en mano (todos los gastos de estadía corren por cuenta de las empresas contratantes).

Yolanda Salcedo, directora general de la agencia Acexplorer, dice que por primera vez su empresa ofrece esta posibilidad de trabajar en ese país.

“El Work & Travel de qatar es un programa que surgió especialmente por el Mundial, porque los hoteles necesitan mano de obra multicultural.

La convocatoria se abrió el año pasado y hasta ahora hay 200 chicos anotados.

Más del 50% de ellos ya tienen la oferta confirmada y todavía tenemos cupos, que son los últimos.

Los hoteles esperan que los chicos arriben como máximo en agosto para poder entrenarlos antes de que llegue el Mundial”.

Para Daiana Condori, de 24 años, va a ser la primera experiencia laboral lejos de casa.

Oriunda de Escobar y fanática de la Scaloneta (no se pierde ningún partido de la selección) no dudó en anotarse en el Work & Travel para estar cerca del equipo argentino.

Con una tecnicatura en Gestión Hotelera y algunas materias de Turismo, para ella era la oportunidad de mezclar dos cosas que la apasionan.

“El Mundial fue determinante para elegir ir.

Yo soy muy hincha de la selección y fue unir dos ideas que me encantan como la hotelería y el fútbol.

Estar ahí, en el país anfitrión, con esa energía que se va a percibir en las calles, va a estar buenísimo”, se entusiasma.

Daiana viajará a fines de julio y trabajará de mesera en el Mondrian Doha.

Sin experiencia previa, asegura que se anima porque reciben, durante el primer mes, un entrenamiento intensivo: “El servicio al cliente no es un problema para mí, siento que me voy a adaptar bien, estoy con la idea de hacer todo lo que se me presente.

Sé que va a ser una locura porque se espera un aluvión de gente, pero estoy con muchas ganas –asegura–.

Y además está el tema de las propinas que es un ingreso extra.

Hay quienes dicen que se puede sacar otro sueldo.

Voy con la idea de disfrutar y aprender.

Es una oportunidad única, para aprovechar, y si de yapa puedo conseguir entradas para ver a un partido de la selección sería un sueño cumplido”, reconoce.

Luana Huck Tallarico, de 26, es lo que se dice una trotamundos: ya cuenta con una vasta experiencia en el exterior y ahora sumará una más en Qatar, en el InterContinental Doha.

“La razón para tener esta experiencia es el Mundial ciento por ciento.

Vi el programa de Acexplorer, me gustó y me anoté.

Es la oportunidad de poder presenciar un evento único, definitivamente.

También pesa el hecho de trabajar para un hotel 5 estrellas en la barra, que es algo en lo que me manejo bien porque tengo cursos de coctelería.

Y además es la forma de conocer un país que de otra manera no hubiera conocido”, destaca y cuenta que recién viajará en octubre: “Falta un montón, me pidieron para esa fecha pero hay chicos que ya están viajando y quiero estar ahí.

Por suerte a mi mejor amiga y a mí nos tocaron el mismo hotel y puesto, aunque no sé si el mismo restaurante, porque hay muchos”.

Luana espera poder salir sorteada para el remanente de entradas que quedan.

“Me anoté en todos los sorteos y no salí en ninguno.

La realidad es que no tenemos horarios de trabajo asignados, pero si funciona como funciona en todos los hoteles, tenés la posibilidad de cambiar con un compañero si te toca ir a ver un partido.

Igual, si no se da lo de las entradas, estar allá ya es algo increíble.

El argentino copa todo.

Y se va a hacer sentir mucho.

Seguramente va a ser una locura”.

Ignacio Morandi ya palpita lo que será el Mundial.

Llegó a principios de año por una pasantía y trabaja en el Marriot Marquis, donde rota por distintos puestos en el sector de alimentos y bebidas.

“Es exigente, trabajo 8 o 9 horas dependiendo de la demanda y cuando llegue la época del Mundial serán todavía más horas.

Como es una pasantía tiene un fin más educativo que laboral –sostiene–.

Vine porque apareció la oportunidad y tenía el tiempo y los recursos para hacerlo”.

Por ahora, Ignacio cuenta que no percibe un clima mundialista en las calles qataríes.

“Si bien hay carteles, señaléticas que te recuerdan cuánto falta para que empiece el Mundial, aún no hay clima porque la gente que vive acá viene de países donde el fútbol no les interesa tanto –cuenta–.

Excepto por los latinos, no se ve mucho entusiasmo”, asegura quien terminará su experiencia justo después de la gran final.

Todos sueñan que sea con Messi levantando la copa.

Por eso, en los grupos de WhatsApp que se formaron, hay una pregunta recurrente: “Si Argentina sale campeón nos darán el día libre, ¿no?”Los hoteles que más contratan argentinosMondrian DohaCreado por el diseñador holandés Marcel Wanders, es uno de los más lujosos, con cuatro restaurantes, dos bares y una discoteca.

Allí se alojó el cuerpo técnico argentino cuando viajó para presenciar el sorteo, en abril pasadoInterContinentalCon una ubicación privilegiada (se encuentra en en una playa privada) cuenta con una terraza con una imponente vista al golfo.

Tiene 14 restaurantes y bares, incluido La Mar, del multipremiado chef peruano Gastón AcurioMarriott MarquisComunicado con el centro comercial City Center, cuenta con una pileta olímpica al aire libre, un spa muy completo y varios restaurantes que sirven desde comida italiana hasta brasileña y uno especialmente de carnes, ideal para argentinos