Números que manejan para paliar la falta de moneda extranjera

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente diariodecuyo 21/07/2022

Según datos del Ministerio de Turismo, en lo que va del año, los turistas extranjeros gastaron U$S 1.400 millones, pero sólo el 16% se cambió en el mercado formal (U$S 224 millones) e ingresó a las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Para hacer el cálculo, el área de estadística del Ministerio tiene proyectado el gasto promedio de los turistas de cada nacionalidad a partir de una encuesta que se hace trimestralmente junto con el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

"Con el dato de los turistas de cada nacionalidad que entran al país se hace el cálculo", explicaron.

En el mismo período, en cambio, el Banco Central tuvo que vender más de U$S 1.500 millones para abastecer el consumo de servicios en el exterior, según el último informe de la Evolución del Mercado de Cambios, que publica la entidad monetaria.

Para paliar este déficit de dólares en el turismo, el Gobierno tomó dos medidas que al momento no tuvieron éxito.

En primer lugar, en octubre pasado, el Banco Central permitió a los turistas ingresar divisas al país al tipo de cambio financiero (MEP) si abrían una cuenta bancaria bimonetaria.

Esto implica un trámite burocrático, que al momento ningún turista realizó.

De hecho, sólo dos bancos habilitaron esa posibilidad: el Banco Nación y el Banco Piano, y ambas entidades confirmaron que las cuentas bimonetarias no generaron interés.

La segunda medida tiene apenas unos días de vigencia y consistió en que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) aumentara de 35% a 45% la percepción a cuenta de impuestos a Ganancias y Bienes Personales sobre la compra de dólares para pagar bienes y servicios del exterior, lo que en la práctica implicó una aumento de 6% en el valor del dólar tarjeta ($238).

Actualmente, a un ciudadano con tarjetas de débito o crédito emitidas en la Argentina, cuando realiza compras de servicios del exterior (incluido el turismo), se le cobra un tipo de cambio de $238, que es el oficial minorista ($136) más el 30% del impuesto PAIS ($41) y el 45% de percepción a cuenta de Ganancias ($61).

El Gobierno no estableció límites al consumo en dólares con tarjetas, mientras que está muy restringida la cantidad de personas que pueden comprar los U$S 200 por mes (alrededor de 750.000 personas adquieren su cupo).

En 2012 se llegó a aplicar una percepción del 15% a las compras en el exterior con tarjeta de crédito o débito.

  La economía de mayo, sin cambios La actividad económica sigue sin la fuerza necesaria como para proyectar un crecimiento sólido: en mayo subió 0,3% respecto de abril.

Según publicó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en su informe del Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), en la comparación interanual se registró un incremento de 7,4%.

En un contexto de mayores restricciones al acceso de dólares para importar insumos, de una inflación anual proyectada superior al 70%, un dólar desbocado y una pérdida del poder adquisitivo de los salarios, los analistas estiman que el panorama para la actividad económica no es bueno.

Matías de Luca, economista de LCG, comentó que este nivel medianamente estable de la economía muestra una foto previa al cambio en las condiciones macroeconómicas que tomó lugar en junio y julio.

"Las expectativas no auguran un buen segundo semestre", concluyó.

  Saldo negativo por las importaciones En medio de una disparada de las importaciones, la balanza comercial registró después de mucho tiempo un saldo negativo, al registrar un déficit de U$S 115 millones, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), un dato menor al esperado por los analistas.

Las exportaciones sumaron 8.432 millones de dólares, con una mejora interanual del 20,3%, y las importaciones alcanzaron los 8.547 millones de dólares, lo que representó un alza del 44,6%.

"Las importaciones se incrementaron 44,6% respecto a igual mes del año anterior como consecuencia de una suba de 26,4% en los precios y de 14,6% en las cantidades", dijo el Indec.

Economistas coinciden en que la balanza comercial podría verse afectada en el segundo semestre del año por las importaciones de energía y otros factores locales.

En el primer semestre de 2022 el saldo comercial fue de U$S 3.093 millones.