ONU: advierte de la sobreexplotación mundial de la arena y pide su regulación

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 26/04/2022

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) publicado el martes afirma que se está extrayendo arena sin el "control adecuado" de los ecosistemas en los que desempeña un papel activo.

En el informe "Arena y sostenibilidad: 10 recomendaciones políticas para evitar la crisis", la ONU advierte que, aunque la arena es un recurso importante para hacer frente al cambio climático y a la crisis de contaminación, el material se está "consumiendo más rápido de lo que puede renovarse de forma natural".

cada año se extraen 50.000 millones de toneladas de arena sin que se controle adecuadamente el impacto de la extracción en la naturaleza, advierte un estudio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Arena y sostenibilidadPara entender mejor, la arena también desempeña un papel importante en la conservación de la biodiversidad y en la protección de las costas frente a las mareas y los efectos de la subida del nivel del mar, a menudo relacionados con el cambio climático.

"Nuestros recursos de arena no son infinitos y tenemos que utilizarlos con prudencia.

Si entendemos cómo gestionar el material sólido más extraído del mundo, podemos evitar una crisis y avanzar hacia una economía circular", dijo Pascal Peduzzi, coordinador general del informe.

La arena como material estratégicoSheila Aggarwal-Khan, Directora de Economía del PNUMA, afirmó que "hasta ahora hemos considerado la arena como un material ordinario; es hora de reevaluar la arena y reconocerla como material estratégico".

Advirtió que, con la previsión de que la población urbana mundial aumente en un 68% para 2050, la demanda de arena se incrementará.

"Hemos llegado a un punto en el que las necesidades y expectativas de nuestra sociedad no pueden satisfacerse sin una mejor gestión de los recursos de la arena", dijo.

El PNUMA concluyó sugiriendo que se desarrolle una norma internacional para separar el recurso de los océanos y prohibir su extracción de las playas, y que los gobiernos, la industria y los consumidores fijen un precio para la arena que reconozca "su verdadero valor social y medioambiental".