Por las nuevas medidas, las líneas aéreas y agencias frenan la venta de pasajes o advierten por posibles recargos

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 14/07/2022

La medida de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que ayer a la noche encareció el dólar turista al subir la percepción a cuenta de los impuestos a las ganancias y sobre los bienes personales -que pasó del 35% al 45%- puso en alerta a agencias de viajes y aerolíneas que actúan como agentes de percepción.

En este sentido, algunas habían dejado de vender, mientras que otras siguen operando, pero avisándole a los clientes que los actuales importes no incluyen el aumento que podría ser reclamado por el organismo de recaudación de impuestos.

Por ejemplo, una agencia que emitió dos pasajes a Tailandia ida y vuelta vía Ethiopian informaba a los pasajeros que los tickets estaban “sujetos a modificación al momento de emitir”.

“Actualización del 10% del impuesto por percepción de Ganancias no adicionado en la presente liquidación, sujeto a ser abonado en caso de que las autoridades impositivas del país y que IATA/BSP (por Billing and Settlement Plan, el sistema de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo diseñado para facilitar y simplificar los procedimientos de venta), los reclame/cobre”, agregaron.

Dólar hoy y Dólar blue hoy: la cotización minuto a minuto del 14 de julioEn tanto, en Despegar se podía ver el siguiente mensaje: “El precio exhibido podría no incluir las modificaciones de la Resolución General 4815 en vigencia a partir del 14/07/2022?.

Sebastián Villa, abogado de industria aérea, dijo que las empresas estaban en el dilema de suspender las ventas porque los pasajes están parametrizados con la tasa vieja y, si omiten hacer la percepción, podrían estar cometiendo una infracción tributaria.

“Algunas cerraron las ventas, otras operan haciendo la salvedad y otras están analizando notificar a la AFIP como para tener un respaldo, porque sin ningún plazo de antelación están imposibilitadas de actuar como agente de percepción”, explicó.

Como está estructurado el sistema, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) le pide a la línea aérea más representativa de cada país (para el caso de Argentina sería Aerolíneas Argentinas) que haga una presentación o filing de los impuestos que hay en esa nación.

Es decir, que Aerolíneas Argentinas debe informar el aumento en la percepción del 35% al 45% y, una vez que haga eso, IATA actualiza el sistema de compra y reserva de pasajes lo que puede demorar entre 48 y 72 horas.

“El sistema de reservas y emisión de pasajes no es algo que se pueda modificar manualmente.

Interactúan usuarios, agentes de viajes y líneas aéreas.

Yo no creo que las empresas sean imputables, pero está el riesgo y no vender tampoco me parece una alternativa razonable”, agregó Villa.

La advertencia de JurcaLa Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca), que agrupa a más del 95% de las operaciones aerocomerciales regulares de aerolíneas nacionales y extranjeras, manifestó hoy su preocupación por la resolución 4815 y dijo que estas medidas llevan a que las líneas aéreas “revisen sus operaciones en el país”.

“La industria aerocomercial se encuentra recuperándose de la peor crisis económica de su historia, recién operando al 55% de los pasajeros del 2019.

Y mientras otros países se esfuerzan por continuar atrayendo el turismo receptivo, poniendo a disposición la mayor cantidad de asientos/vuelos posibles, esta medida nos lleva en sentido contrario, restringiendo la generación de más puestos de trabajo e incrementando la imprevisibilidad de operar y planificar en nuestro país, atentando contra la demanda y el aumento de operaciones, y exigiendo a las compañías revisar sus operaciones desde y hacia el país”, dice el comunicado.

“Desde la Cámara de Líneas Aéreas en la Argentina manifestamos nuestro desconcierto y preocupación por dicha medida, la cual no fue consultada ni anticipada.

La aplicación del Impuesto PAIS y la percepción del 35% a inicios de 2020 resultaron en una caída en la demanda local, no sólo de pasajeros sino del movimiento de cargas también.

Consideramos que este incremento al 45% en la percepción se contrapone al incentivo del turismo y su consiguiente ingreso de divisas para el país”, afirmaron.

Por otro lado, dijeron que la medida incrementa la imprevisibilidad de operar y planificar en el país, “atentando contra la demanda y el aumento de operaciones, y exigiendo a las compañías revisar sus operaciones desde y hacia el país”.

“Las compañías aéreas son rentables cuando ambos sentidos (ida y vuelta) tienen factores de ocupación sanos.

Si continuamos encareciendo y limitando el acceso a viajar para los argentinos (menos pasajeros emisivos), ello generará la reducción del tamaño de las aeronaves o la cantidad de frecuencias según sea el caso, lo cual impactará directamente en la viabilidad de viajes de turistas extranjeros al país (pasajeros receptivos), la capacidad de bodegas de carga para la exportación y con ello menos divisas y empleos en el país”, manifestó Felipe Baravalle, director ejecutivo de la Cámara.