Recibió un insólito recargo en el ticket de un restaurante y el dueño tuvo que disculparse: “Un error gravísimo”

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 02/09/2022

En los últimos tiempos, las redes sociales se convirtieron en el espacio donde se reflejan diversas situaciones que ocurren alrededor del mundo.

Muchas de ellas causan ternura, mientras otras tantas indignación.

Este último es el caso de una joven guatemalteca que decidió hacer un fuerte reclamo al mostrar el insólito recargo que le hicieron en una cafetería donde almorzó.

Les cobraron insólitos montos en el ticket en un restaurante de la playa y se indignaron: “Dañan el turismo”“Si estamos consumiendo en un lugar ¿Este cobro está justificado?”, se preguntó, en Twitter, Nelsy Cordova, bajo el usuario @anoni116.

Su duda llevó a una gran revolución en las redes, ya que compartió una imagen de un ticket donde se detallaba la cuenta a pagar por el consumo de papas fritas, una gaseosa, la propina y el “espacio ocupacional”.

Este último aspecto es el que llamó poderosamente la atención, en esta cuenta de un total de 58.30 quetzales, lo que significa $1046,55 en pesos argentinos.

La publicación causó todo tipo de reacciones.

Principalmente, los usuarios no salían de su asombro ante el insólito cobro, al que señalaron como irrisorio debido a que se trata del servicio ofrecido por parte del local comercial, y la cliente indicó que solo estuvo media hora consumiendo su pedido.

La indignación fue el sentimiento más demostrado por quienes se hicieron eco del reclamo.

Tal fue la repercusión que el asunto se convirtió en tendencia en Guatemala y tema de discusión en redes sociales, debido al irrisorio del monto que debió abonar la joven.

La sorpresa de un pasajero de Aerolíneas cuando quiso comprar cuatro ticketsLas quejas llegaron rápidamente hacia las autoridades de la cafetería en cuestión, identificada como La Esquina Coffee Shop, y mediante su cuenta de Facebook hicieron su descargo al respecto.

“Lamentamos el incidente ocurrido, fue un error gravísimo, involuntario, el cual ya ha sido corregido en nuestro sistema.

Asimismo, informamos que la administración ya está haciendo todo lo posible para contactar a la persona afectada para hacerle dicho reintegro y resarcir el daño provocado, el cual no debió efectuarse, ya que no va acorde a nuestros principios”, comienza el comunicado en el que buscaron aclarar el asunto.

En ese sentido, aseguraron que se trata de la primera vez que se lleva a cabo un cobro bajo esa descripción y señalado como un “error aislado”.

“De la manera más humilde pedimos una disculpa pública a nuestra apreciable y fiel cliente”, cerraron para enfatizar que se trató de un mal servicio, el cual ya estaba en marcha de ser solucionado.

Pero la historia no terminó con el pedido de disculpas y la posterior devolución del dinero, ya que la propia joven volvió a utilizar su cuenta de Twitter para contradecir el descargo por parte de las autoridades del negocio en cuestión.

“Ya pasaron 24 horas de su comunicado oficial y hasta el momento no he tenido comunicación con ninguna persona perteneciente a ese establecimiento”, expresó el pasado 31 de agosto.

Ese mensaje se trató del último que realizó la joven en relación con lo sucedido, es por lo que el fin de la historia es una verdadera incógnita para todos aquellos que siguieron atentamente la historia.