Rusia monta centros de reclutamiento cerca de las fronteras en medio del éxodo de civiles

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lanacion 29/09/2022

MOSCÚ.

- Escapar se vuelve cada vez más difícil para los rusos que quieren eludir la guerra en Ucrania.

Las autoridades ahora están abriendo más oficinas de alistamiento militar cerca de las fronteras en un aparente esfuerzo por interceptar a hombres en edad de combatir que intentan salir para evitar la leva, en tanto el presidente Vladimir Putin reconoció “errores” en la puesta en práctica del reclutamiento.

Las autoridades de la región de Saratov, fronteriza con Kazajistán, indicaron este jueves que se abrió una nueva oficina de reclutamiento, y anticiparon la apertura de otra.

A principios de esta semana, se instalaron oficinas de reclutamiento improvisadas cerca del cruce fronterizo de Verkhny Lars hacia Georgia, en el sur de Rusia, y cerca del puesto de control de Torfyanka, en la frontera con Finlandia.

Los funcionarios rusos dijeron que entregarían avisos de convocatoria a todos los hombres elegibles que intentan abandonar el país.

Más de 194.000 ciudadanos rusos han huido a los vecinos Georgia, Kazajistán y Finlandia, la mayoría en auto, bicicleta o a pie, desde que Putin anunció la semana pasada una movilización parcial de reservistas.

En Rusia, todos los hombres menores de 65 años se consideran automáticamente parte de las reservas del Ejército.

Los hombres se van solos, con sus familias o amigos.

Los pasajes de avión a destinos en el extranjero se agotaron a pesar incluso de que sus precios se dispararon.

Largas filas de autos se formaron en las rutas que conducen a las fronteras de Rusia.

Las autoridades tratan de detener el éxodo haciendo retroceder a algunos hombres en las fronteras, citando leyes de movilización o estableciendo las mencionadas oficinas de reclutamiento en los puestos de control fronterizos.

Las estaciones de ómnibus de Samara y Tolyatti, dos grandes ciudades de la región de Samara, detuvieron este jueves el servicio hacia Uralsk, una ciudad fronteriza en Kazajistán.

Reclutamiento activoEl vicejefe de la dirección del estado mayor ucraniano, Alexei Gromov, estimó este jueves que “en Rusia, después del anuncio de la movilización parcial, sigue activamente el reclutamiento de los responsables del servicio militar.

Ya fueron incorporadas más de 100.000 de las 300.000 personas anunciadas”.

En vista del éxodo y las protestas ante la voracidad del reclutamiento, Putin reconoció también este jueves “errores” en la forma en que el gobierno ruso ha estado llevando a cabo su reclutamiento, una señal de la lucha del Kremlin para sofocar el descontento público.

En declaraciones a los altos funcionarios de seguridad, Putin dijo que el proyecto había planteado “muchas preguntas” y que “todos los errores deben ser corregidos y evitar que se produzcan en el futuro”.

Describió casos de personas con derecho a aplazamiento que fueron reclutadas erróneamente, como padres de tres o más hijos, hombres con enfermedades crónicas o personas que superaban la edad militar.

“Si se comete un error, repito, hay que corregirlo”, dijo en una videoconferencia con su Consejo de Seguridad.

“Aquellos que fueron llamados a filas sin una razón adecuada deben ser devueltos a casa”, añadió el presidente ruso.

Aunque Putin indicó, al anunciar el reclutamiento la semana pasada, que solo se llamaría a hombres con experiencia de combate y con las habilidades necesarias, el reclutamiento resultó ser mucho mayor, y los residentes de pequeñas ciudades y pueblos informaron de que las oficinas de reclutamiento estaban recogiendo a gran parte de sus hombres sanos.

Pero los rusos no solo tienen problemas con sus propias autoridades, sino también con los países a los que quieren ingresar.

Finlandia decidió cerrar a partir de este jueves sus fronteras a los ciudadanos rusos que tengan un visado de turismo europeo.

Así lo anunció el gobierno ante el creciente número de llegadas tras la “movilización parcial” de reservistas decretada por el Kremlin para reforzar su frente en Ucrania.

Esa orden “tuvo un impacto significativo” en la decisión de cerrar las fronteras, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, durante una conferencia de prensa.

Los referéndums “ilegales” de anexión en el este de Ucrania y el presunto sabotaje de los gasoductos Nord Stream en el mar Báltico “aumentaron las preocupaciones”, dijo el funcionario.

Finlandia se alinea así con la decisión adoptada a principios de septiembre por Polonia y los tres países bálticos (Estonia, Letonia y Lituania), los otros Estados miembros de la Unión Europea (UE) fronterizos con Rusia, que también clausuraron los pasos para los ciudadanos rusos con visados de turismo.

La medida ya estaba en discusión en Finlandia, que tiene una zona limítrofe terrestre de casi 1300 kilómetros con Rusia, por la cantidad de cruces importantes de turistas rusos durante el verano boreal.

Entre 7000 y 8000 personas cruzan cada día la frontera, la mayoría por el paso de Vaalimaa, el más meridional.

Paralelo a su candidatura histórica de ingresar a la OTAN, también motivada por la guerra en Ucrania y aún no efectiva, Finlandia presentó un plan para reforzar su frontera oriental con más barreras y vallas.

Agencias AP y AFP, y The New York Times