Según el CEM, Mendoza recuperó 21.000 puestos de trabajo postpandemia

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente losandes 13/11/2022

Sin lugar a dudas, el empleo es un tema crucial en la economía de cualquier sociedad, y resulta aún más interesante plantear en números cómo ha sido su evolución en la “post pandemia”, en la última década, la comparación con otras provincias y la relación entre empleo privado y público.

Esos son algunos temas que trabajó el Consejo Empresario Mendocino (CEM) en un informe que adelantó a Los Andes.

De ese modo, el CEM, con datos de organismos oficiales como INDEC, Ministerio de trabajo de la Nación y DEIE, señala que la tasa de desocupación de Mendoza fue de 5,6% en el segundo trimestre de 2022.

Esto significa 9,7 puntos porcentuales menos que en el segundo trimestre de 2020 y 2,9 puntos menos que en el de 2021.

“La reducción de la tasa de desempleo local se dio en un contexto en el que las tasas de actividad y de empleo se incrementaron significativamente”, señaló Silvia Jardel, gerente general del CEM.

Ella señaló que el Consejo busca elaborar este tipo de informes para brindar información sobre la situación económica local, así como en otras ocasiones analizaron las cuentas públicas y las exportaciones provinciales, por ejemplo.

De todos modos, la gerente general del CEM señaló que aunque en los últimos dos años mejoró el empleo, la economía presenta dificultades para crear nuevos puestos de trabajo registrados en el sector privado “en cantidad y calidad suficientes”.

En efecto, entre 2012 y 2021 el Producto Bruto Interno (PBI) nacional cayó 2% y el Producto Bruto Geográfico (PBG) provincial aumentó algo menos de 1% en términos reales, y el PBI viene creciendo al 6% interanual este año.

“La falta de un crecimiento económico consistente en el tiempo es una de las razones por las que la demanda de trabajo y la creación de empleo en el sector privado no son vigorosas”, comentó Jardel.

Puestos de trabajo en MendozaEl análisis lleva la firma del economista Gustavo Rivarola, quien también elabora otros informes del CEM.

Él afirmó que se pueden destacar algunos datos del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE) del Ministerio de trabajo de la Nación, en base a datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

“Mendoza creó 21.000 puestos de trabajo privados formales entre el segundo trimestre de 2020 (2T20) y el primer trimestre de 2022 (1T22), recuperando una parte significativa de los 28.000 empleos registrados privados perdidos entre el 2T19 y el 2T20, cuando la cuarentena golpeó fuerte”, analizó el economista.

Mirando los puestos privados registrados, hay una variación negativa de -2% entre el 2T19 y el 1T22.

Se destaca la caída de Construcción (-31%), de Explotación de minas y canteras, sobre todo petróleo (-19%) y de Servicios Financieros (-13%).

Sin embargo, se recuperó y aumentó en Servicios inmobiliarios y empresariales (+19%) y Comercio mayorista y minorista (+3%), esta última con un 17% de los puestos registrados.

La industria manufacturera, que representa 18 de cada 100 puestos registrados, decreció un -1%.

Por otro lado, hace 10 años la tasa de actividad de Mendoza (el cociente entre la población económicamente activa y la población total) era menor que las tasas de actividad nacional y de Grandes Aglomerados Urbanos (GAU), mientras que hoy está por encima de ambas.

Eso da cuenta de un mayor dinamismo de la oferta laboral local.

Si se compara 2019 versus 2022 (pre y post pandemia) la tasa de actividad de Mendoza creció más que la nacional y de los GAU.

En cuanto a la tasa de empleo, hace una década Mendoza (42,3%) tenía una tasa ligeramente menor que la nacional (42,8%), pero para el 2º trimestre de 2022 presentó un valor mayor: 47,6% mendocino contra 44,6% nacional.

“Este efecto se verifica en los últimos dos años y refleja un mayor dinamismo relativo en la creación de empleo, abonando a la fuerte caída de la tasa de desempleo local entre 2020 y 2022?, agregó Rivarola.

Sebastián Laza, economista asesor del Ministerio de Economía y Energía de Mendoza, coincidió en que la situación del empleo en la provincia “viene evolucionando favorablemente después de la salida de la pandemia, se han reactivado la mayoría de los sectores y oasis geográficos de la provincia”.

Algunos sectores en los que Laza hizo hincapié fueron turismo, comercio y tecnologías de la información y la comunicación (TIC).

“Los roles de los programas Mendoza Activa, Enlace y Enlazados son muy importantes en la promoción de inversiones.

De hecho, Mendoza Activa ya tracciona 5 puntos porcentuales del PBG”, afirmó el asesor del Ministerio de Economía.

El desempleo entre provinciasSe puede analizar la evolución de la tasa de desempleo entre Grandes Aglomerados Urbanos (GAU) con más de 500.000 habitantes.

Esta tasa mide la brecha entre la tasa de actividad y la de empleo, por lo que su comportamiento depende no solo de la capacidad de las economías locales para generar más puestos de trabajo, sino también de la dinámica de la oferta de trabajo (la decisión de las personas de ingresar o salir del mercado laboral).

En el segundo trimestre de 2022 y según el Indec, San Juan es el GAU con menor tasa de desempleo, 3,0%.

Le siguen Rosario (4,3%), La Plata (4,5%), CABA (5,4%) y Mendoza (5,6%), que en 2020 figuraba séptima.

Por encima de la media nacional de 6,9% están Salta, Tucumán, Santa Fe, Gran Buenos Aires y Córdoba (8,7%).

Si se analiza por regiones, las menores tasas de desempleo están en el Noreste (4,1%), Cuyo (4,6%) y Patagonia (4,7 %).

Le siguen la región Pampeana (6,5%) y el Noroeste (5,6%), mientras que la mayor tasa de desempleo está en el Gran Buenos Aires, con 7,8%.

Por supuesto, el fin del confinamiento por la pandemia ayudó a recomponer la actividad (el desempleo nacional llegó a 13%) y el empleo recuperó algunos puntos.

“La vuelta a la normalidad marcó un significativo descenso del desempleo, eliminando el ‘efecto COVID’ sobre las principales tasas del mercado laboral.

Todas las regiones redujeron los niveles de desempleo en los 2 últimos años, destacándose la región Pampeana y de Cuyo, y todas las regiones del país, excepto el Noreste, tienen al 2T22 una tasa de desempleo menor que en el 2T19, antes de la pandemia”, afirmó Rivarola.

Como se comentaba previamente, Mendoza presentó un 5,6% de tasa de desocupación, la mayor en Cuyo, superando a San Luis (3,6%) y a San Juan (3%).

De 2012 a 2022, el desempleo aumentó en San Luis (+1,2 p.

p.

) y en Mendoza (+0,9 p.

p.

) y se redujo 2,6 puntos porcentuales en San Juan.

De todos modos, se destaca la recuperación postpandemia de Mendoza con una caída del desempleo de 9,7 p.

p.

en los dos últimos años.

Para Carlos Rodríguez, economista y docente universitario, la disminución de las tasas de desempleo “es un hecho auspicioso” derivado en gran parte por la salida de la recesión de la pandemia.

En su análisis, otros factores que ayudan a recuperar puestos de trabajo son el crecimiento del sector servicios y la incidencia de planes provinciales.

“Yo soy ligeramente optimista respecto a que esta situación se mantenga, a que estos valores históricos de Mendoza de largo plazo se puedan mantener, con tasas del 5% que nos sitúan por debajo de otras ciudades y provincias.

Esto va a ocurrir siempre y cuando las incertidumbres de la macro y las altas tasas de inflación no nos golpeen demasiado”, analizó Rodríguez.

Empleo público y privadoUn análisis del informe del CEM es la tendencia en empleo privado y público, tanto a nivel nacional como en la provincia.

Para esto, se aprovechan los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), que lleva registro de los trabajadores asalariados públicos y privados, y de los trabajadores independientes que aportan al sistema previsional nacional.

Si se mira la última década, el trabajo registrado en Argentina aumentó 16%, con los trabajadores asalariados aumentando un 10% y los independientes un 42%.

La diferencia es grande entre el empleo público y el privado: el primero creció 27% mientras que el segundo aumentó apenas 2%, muy por debajo de la tasa de crecimiento poblacional.

En ese mismo período de 2012 a 2022, algunas categorías laborales crecieron más que otras: monotributo social (+193%), monotributistas (+36%), asalariados públicos (+27%) y asalariados de casas particulares (+19%).

Estas categorías crecieron mucho más que los asalariados privados (+2%), mientras que los independientes autónomos se redujeron 4%.

“Más cerca en el tiempo, entre el 2T19 y 2T20 (primer trimestre de pandemia), Argentina perdió el 3% de los empleos registrados (más de 330.000 empleos), los cuales se recuperaron casi complemente entre 2T20 y 2T21.

En tanto, en los últimos 12 meses, el empleo registrado nacional crece 5%”, describió Rivarola.

El economista a cargo del informe marcó que en diez años, incluyendo pandemia y recuperación, el empleo registrado privado creció solo 2%.

El empleo público provincial creció mucho entre 2012 y 2013 (ritmo elevado desde de años anteriores), se desaceleró y en 2016 empezó a reducirse.

“Entre 2020 y 2021, en ocasión de pandemia, el empleo público provincial vuelve a aumentar por encima del ritmo de crecimiento poblacional.

Así, mientras el empleo registrado privado en Mendoza cayó 0,4% entre 2012 y 2022, el empleo público provincial creció el 1,8% punta a punta”, detalló Rivarola.

Informe completo del CEM