Suben bonos y acciones, pero el mercado mira con lupa el ajuste de Massa para sortear trampas

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 24/08/2022

El Banco Central compró este miércoles 6 millones de dólares en el mercado y acumuló así diez ruedas sin ventas netas, y ahora sus autoridades y el Gobierno esperan que la semana que viene se acentúe el raid de adquisiciones y comience a cambiar la situación del frente externo.

Con estas compras, la autoridad monetaria redujo su posición vendedora neta en lo que va de agosto a 554 millones de dólares.

Y hay intenciones de achicarla aún más antes de finalizar el mes.

El ministro de Economía, Sergio Massa, alista con la secretaría de Agricultura que conduce el entrerriano Juan José Bahillo, el anuncio sobre el “dólar soja”, un tipo de cambio más atractivo que el actual para quienes están guardando más cosecha de lo habitual.

En Economía estiman que con esa medida, el campo destrabaría el ingreso de unos 2.000 millones de dólares en pocas jornadas.

Eso ayudaría a descomprimir la tensión sobre las reservas escasas (las netas rondas los 1.000 millones de dólares).

Roberto Drimer, analista de mercados y socio de Vatnet Financial Research, señaló que por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central debería incrementar sus reservas en nada menos que 4.000 millones de dólares para fines de septiembre, “lo cual suena dudoso”.

El Gobierno espera alcanzar esa meta con créditos multilaterales, repos con bancos privados, prefinanciación de exportaciones y mayor liquidación del agro, apuntando a reforzar exportaciones mientras afloja la demanda de importaciones por la caída de las compras de energía a medida que sube la temperatura ambiente.

Según el analista, para solucionar el drenaje de reservas faltan “medidas de fondo”, como por ejemplo incrementar el nivel de devaluación del peso o ir a un desdoblamiento del mercado cambiario para lo que no se puede “controlar”, como el turismo, las tarjetas de crédito y los servicios en general.

¿Cómo es el ajuste?En paralelo, massa va delineando con su secretario de Programación Económica, Gabriel Rúbinstein.

Esta semana les sacó 128.000 millones de pesos a Salud, Educación, Transporte, Desarrollo Productivo y Vivienda.

Ahora, en el mercado miran con lupa para descifrar con certeza si el ajuste encarado por massa tendrá un esfuerzo para el Estado o no.

Sospechan que para alcanzar la meta de 2,5% del PIB de déficit fiscal, el Gobierno se recostará en una suba de impuestos.

En ese sentido, los operadores del mercado señalan que por la vía impositiva massa busca un 0,31% del PIB a través del adelanto del pago de Ganancias de grandes contribuyentes y otro 0,42% del PIB sería por más recaudación gracias al “impuesto inflacionario”.

El resto, recortes de subsidios ya anunciados.

Calma en las variablesAlgunas variables que en los últimos meses fueron un polvorín, ahora están más tranquilas e incluso operan en “verde”.

Los bonos se van recuperando desde el fondo del mar en el que estaban.

Este miércoles, los papeles soberanos en dólares subieron hasta 5%.

Y el indicador Riesgo País cayó 2%, a 2.347 puntos, el nivel más bajo en dos meses.

Entre las acciones de empresas argentina que operan en Nueva York hay subas muy marcadas.

YPF lleva un alza del 43% en lo que va de agosto; Corporación América sube 17,2%; Globant SA, 14,1%; Cresud, 13,9%; Edenor, 13,2%; Loma Negra, 12,7%; y Mercado Libre, 10,4%.

En la Bolsa de Buenos Aires, el indicador S&P Merval subió 2,37% hasta los 40.246,05 puntos.

Desde que arrancó el mes, este índice acumula un alza del 19,3%.

Este miércoles, el dólar MEP cayó 0,8% a 287,87 pesos; y el contado con liquidación bajó 1,8% a 293,48 pesos.

Y el denominado “dólar blue” cerró en 295 pesos, casi el mismo nivel que tenía a principios de mes.

Gustavo Ber, economista y analista de mercados, opinó que los activos locales están aprovechando el “envión” del Wall Street, lo cual llega a partir de la auspiciosa expectativa en Argentina que despierta entre los operadores la puesta en marcha de algunos recortes en el gasto público.

El economista dijo que es “crucial” que massa logre “contundentes avances” en el frente fiscal, no sólo para cumplir con las metas del FMI sino también mejorar la confianza de los inversores, ya que dicha estrategia derivaría en un menor financiamiento monetario.

“Aún así, dichos progresos deberían rápidamente ser complementados con iniciativas que apunten rápidamente a recuperar reservas, dado que se convierte en un foco de preocupación”, comentó Ber.

E indicó que aun cuando el Banco Central sigue hilando ligeros saldos positivos en las últimas ruedas, el ritmo de compras resulta insuficiente para mejorar la confianza de los operadores ya que se habrían logrado principalmente a través de restricciones sobre las importaciones.

“Por eso resulta urgente una acumulación de reservas netas a través de una mayor oferta de divisas para poder despejar las inquietudes”, sostuvo.