Turismo en Córdoba. En julio, algo mejor de lo que se esperaba

Noticias de turismo de argentina y el mundo

Fuente lavoz 23/07/2022

No es que está todo repleto.

En realidad, nunca Córdoba quedó colmada de turistas en julio.

En todo caso, eso ocurre en pocos días del verano y en algunos “findes” largos.

Pero esta temporada de invierno viene siendo mejor de lo esperado, sobre todo teniendo en cuenta el contexto económico del país, agravado en las últimas semanas.

La segunda semana que ahora termina, y que concentró las salidas de todas las provincias a la vez, marcó el pico.

De un promedio de ocupación en hoteles y cabañas del 65% en la semana anterior, se pasó a uno que superó en estos días el 75%, con matices que van desde el 55% a más del 90%, según los casos.

“Dentro de la difícil situación general, la verdad es que el movimiento turístico está siendo importante”, admitió Fernando Faraco, director ejecutivo de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Córdoba.

Las salidas de argentinos al exterior casi se ha anulado.

Y eso aumenta la demanda sobre los destinos nacionales.

El que puede, que no es la mayoría, vacaciona por el país.

Estimaciones de las asociaciones hoteleras marcan que la ciudad de Córdoba pasó de un 70% a un 79% de ocupación promedio de una semana a la otra.

La Capital, a diferencia de las Sierras, tiene en invierno sus mejores números turísticos.

En Carlos Paz (la ciudad, por lejos, con mayor capacidad de alojamiento) marcan que se pasó de un 68% a un 75% promedio; en Alta Gracia de un 82% a un 87% de una semana a la otra, y en Villa General Belgrano de un 86% a un 90%.

La media del valle de Traslasierra trepó de un 60% de ocupación la semana anterior a un 72% en la actual.

Picos en “findes”Con picos en los fines de semana, Carlos Paz y los principales puntos turísticos del Punilla viven un “veranito” en vacaciones invernales.

Casi todos los operadores señalan que, aunque parezca contradictorio, la movida hasta supera a las de los julios de la prepandemia.

Luciana Pacha, secretaria de turismo de La Falda, dijo que “hay una actividad interesante en todo Punilla, con fines de semana de hasta el 90% de ocupación”.

El intendente de Capilla del Monte, Fabricio Díaz, reforzó que la temporada funciona mejor de lo esperado, mientras que el secretario de Gobierno de La Cumbre, Pablo Alicio, aseveró que “los principales establecimientos presentan una ocupación del 70%, con picos del 90% los sábados, y se ve conformidad en comercios y locales gastronómicos”.

Para el intendente de Icho Cruz, Paulo Tessio, “la temporada es buena, pero no todos los alojamientos han abierto; a los que abrieron les ha ido bien”.

En Alta Gracia, desde la Secretaría de Gestión Pública, Cultura y turismo municipal se indicó que “en comparación con la temporada pasada, hubo un aumento del 20% en hoteles, del 25% en cabañas y del 32% en departamentos y casas”.

Mariela Auer, del Centro de Comercio y turismo de Alta Gracia, graficó que “el nivel de actividad es importante, sobre todo los fines de semana”, y marcó que la situación de la economía impacta en algunos rubros: “Estamos con algunos problemas de faltantes de mercadería e insumos y las listas de precios cambian de modo permanente, lo que genera complicaciones”.

En general, conformesEl Valle de Calamuchita también está cerrando con sabor a conformidad las dos primeras semanas de las vacaciones.

Para la tercera, ya sin cordobeses ni santafesinos, se aguarda una leve baja.

“Estamos muy conformes, tenemos 91% de ocupación.

Venimos con muy buenos números, mejor que el año pasado”, señaló Juan Busaniche, director de turismo de La Cumbrecita.

Allí comenzaron con un 80%, pasaron a un 85% hasta trepar al 91% de este “finde”, según precisó.

Busaniche opinó que los cambios abruptos en la economía encontraron a la gente ya con las vacaciones armadas y no impactó en caída de reservas.

En cambio, estimó que obligó a un mayor control del gasto, en restaurantes y en excursiones.

El director de turismo de Santa Rosa de Calamuchita, Germán Antos, citó que la ocupación osciló entre el 55% y el 75%, lo que representa un crecimiento del 5% respecto a 2021.

“La comparación es positiva”; agregó.

En Villa General Belgrano, se fue de una mínima del 64% a un pico del 95%, según los días, en las dos semanas que van de vacaciones.

También dijeron que es mejor que los inviernos anteriores.

Del otro lado, algo menosEn Traslasierra siempre los inviernos muestran algo menos movida turística que en el resto de las sierras.

Este no es la excepción.

“En Mina Clavero la ocupación fue en promedio del 36% sobre 7.600 plazas habilitadas, el nivel de gasto por persona ha sido como siempre más alto que en el verano”, contó Ariel Panella, secretario de Turismo.

Guillermo Vacani, su colega de Nono, apuntó a La Voz: “Tuvimos un 55% de ocupación estas primeras dos semanas.

Nuestro público habitual de verano en invierno se va a la nieve”, interpretó.

Desde Villa Cura Brochero, Emanuel Echegaray, director de Turismo, resumió: “La segunda semana fue muy superior a la primera y ahora tenemos un 60% ocupado, a los que se suman muchos excursionistas que llegan y se van en el día”.

Desde el sur de Traslasierra, en Villa de las Rosas la oficina de turismo marcó que fue notorio el crecimiento en la segunda semana, cuando Buenos Aires entró en vacaciones.

Y en San Javier, plantearon que tras una primera semana algo floja, con un 40% de ocupación, se levantó a un promedio del 55% en la segunda, que ahora termina.