Una calificadora de riesgo advirtió que la nueva gestión económica enfrentará “graves problemas macro”

Noticias de turismo de argentina y el mundo
Moody’s detalló cuáles serán las dificultades que deberá enfrentar Silvina Batakis en medio de un contexto político inestable
Fuente infobae 06/07/2022

Gabriel Torres de MoodysLa calificadora de riesgo internacional Moody’s advirtió que la nueva ministra de Economía enfrentará dificultades graves, con gran influencia del escenario político.

“La nueva ministra de Economía de Argentina, Silvina Batakis, deberá hacer frente a graves problemas macroeconómicos y crediticios en un contexto político cada vez más complicado en el país”, dijo Gabriel Torres, jefe de analistas de riesgo soberano para Argentina de Moody’s.

El experto sostuvo que ”los altos niveles de inflación, la caída de reservas internacionales, el aumento de la deuda en pesos y la necesidad de reducir el déficit fiscal para cumplir con los objetivos acordados con el Fondo Monetario internacional (FMI) representan grandes desafíos que la nueva ministra deberá enfrentar”.

Moody's ya había advertido ciertos inconvenientes a los que debía enfrentarse la Argentina a mediados de mayo.

(EFE/ARCHIVO/ANDREW GOMBERT/Archivo) (EFEI0658/)A mediados de mayo, Moody’s había realizado otra advertencia sobre la Argentina.

En aquella ocasión, señaló que “los riesgos de liquidez para las compañías no financieras y de infraestructura son de moderados a altos en Argentina, donde el estrés macroeconómico dificulta el escenario”.

En dicho reporte, la calificadora había marcado también que “en la Argentina, las compañías enfrentan mayores riesgos de refinanciamiento que sus pares regionales debido al rápido deterioro de las condiciones de negocio, el acceso restringido a los mercados internacionales de capitales y los controles más estrictos de capital, todo lo cual ha dificultado el refinanciamiento de la deuda en moneda extranjera”.

Hoy, en un contexto cambiario aún más incierto, con un dólar “blue” que cotizó al cierre a $252, con una caída de ocho pesos (-3%) en las “cuevas” informales de la ciudad de Buenos Aires; pero que llegó a tocar su récord intradiario de 280 pesos el día de ayer, la advertencia de la agencia no fue la única.

Informe del JP Morgan sobre la Argentina.

(REUTERS/Mike Segar/File Photo) (Mike Segar/)El mensaje de Moody’s se sumó a los dichos que hizo el banco JP Morgan en un informe.

En dicho texto, y tal como ya lo detalló este medio, señaló con crudeza que “como muestra la historia económica, las crisis políticas aparecen como condiciones necesarias para escenarios de muy alta inflación/hiperinflación”.

“En octubre señalamos que los desequilibrios macroeconómicos requerían un programa de estabilización, aunque la falta de voluntad política hizo que tal enfoque fuera extremadamente improbable”, indicaron los analistas del JP Morgan Diego Pereira y Lucila Barbeito.

Sumado a ello, desde el banco indicaron que “los desequilibrios macro se han vuelto más desafiantes, a pesar del enfoque sensible del FMI para ayudar al país para evitar que caiga en default; también, los saltos en los precios de la energía y los productos agrícolas han exacerbado las presiones inflacionarias al alza, factores que suman ansiedad a la política”.

“El camino a seguir parece inestable a medida que nos acercamos al año electoral, que hace que cualquier ajuste ortodoxo sea políticamente costoso y, por lo tanto, inviable.

Por otro lado, cualquier estrategia expansiva solo aceleraría la inflación”, advirtieron y agregaron que “estas restricciones dejan un camino muy estrecho por delante para lograr los objetivos de política comprometidos bajo el FMI” y “este equilibrio inestable (probablemente mejor descrito como desequilibrio latente) es característico de los regímenes de hiperinflación”.

SEGUIR LEYENDOEl banco JP Morgan advirtió que la Argentina se encamina a una compleja situación de alta inflaciónEl BCRA sigue vendiendo reservas en el mercado: hoy cedió USD 180 millones y acumula casi USD 500 millones en julioViajes en riesgo: las agencias de turismo mayoristas frenaron las ventas ante la incertidumbre cambiaria